Actualizado: 23:07 CET
Sábado, 15/12/2018

La Armada despide al Hernán Cortés del servicio en activo

Ya son cuatro los barcos de guerra españolas que han llevado el nombre del conquistador extremeño

  • Un instante del acto de baja de la lista de buques de La Armada del Hernán Cortés en La Carraca.
  • El Arsenal de La Carraca acogió el acto simbólico de jubilación
  • El almirante José Ángel Pita Rodrigo presidió la despedida del buque de desembarco anfibio
  • El barco y su gemelo, el ?Pizarro?, han participado en muchas operaciones de paz
El almirante jefe del Arsenal de La Carraca, José Ángel Pita Rodrigo, presidió el acto en el que el Buque de Desembarco Hernán Cortés causó baja en la lista oficial de Buques de la Armada. Dicho evento se celebró en la mañana del viernes a las 12.00 horas.

El Hernán Cortés y su gemelo, el Pizarro, han participado en operaciones de mantenimiento de la paz en la antigua Yugoslavia y en Albania, así como en operaciones de ayuda humanitaria en Centro América. Igualmente, ha realizado numerosos ejercicios, tanto nacionales como internacionales, entre ellos, el Destined Glory o Tapón, en especial con la Infantería de Marina. También ha colaborado con los cruceros de Instrucción de la Escuela Naval Militar y con el Ejército de Tierra como apoyo a transportes logísticos militares.Durante estos años ha tenido 10 comandantes, siendo el último el capitán de fragata Alejandro Herrero Pita, que tomó el mando del buque el 10 de mayo de 2008.

Datos hitóricos

El buque de desembarco Hernán Cortés (L-41) (ex-USS Barnstable County LST-1197) pertenece a la clase Newport. Fue construido en los astilleros de National Steel and Ship Building Company en San Diego y botado el 2 de octubre de 1971, siendo asignado a la fuerza anfibia de la Flota del Atlántico de los Estados Unidos el 27 de Mayo de 1972, y transferido a la Armada el 26 de agosto de 1994.El buque fue bautizado con el nombre del conquistador español Hernán Cortés, que nació en Medellín (Badajoz) en 1485.

Los distintos Hernán Cortés

En la Armada es el cuarto buque que lleva el nombre del conquistador; los anteriores fueron un vapor de guerra de 1.200 toneladas, seis cañones, 350 CV, y propulsión por ruedas de paleta. Construido en La Carraca en 1856 y dado de baja en 1879.

El segundo Hernán Cortés fue un cañonero de segunda clase de 200 toneledas, máquina de 228 CV y velocidad máxima de 11 nudos. Tenía de 47,25 metros de eslora y 6,55 metros de manga. Iba armado con dos cañones Nordentfel de 57 milímetros y de 37 milímetros. Fue Construido en los astilleros escoceses de Clydebank (Glasgow), fruto de un programa de construcción de tres cañoneros (Hernán Cortés, Pizarro y Nuñez de Balboa). Fue botado el 26 de Agosto de 1895 y se destinó principalmente a vigilar las costas de Cuba, su dotación la componían 56 hombres y dos alféreces de navio bajo el mando de un teniente de navio de primera. Fue dado de baja en 1924.

El tercero fue también un cañonero, en este caso construido en los astilleros de Bazán en Ferrol, fruto del Programa Naval de 1944, que incluía la construcción de cuatro buques cañoneros (Hernán Cortes, Pizarro, Nuñez de Balboa y Vicente Yáñez Pinzón). Botado el 30 de agosto de 1944, se entregó a la Armada el 15 de marzo de 1947, causando baja en 1971. Reclasificado como fragata tras su modernización en 1955, desplazaba 2.250 toneladas con una eslora de 95 metros, manga 12,15 metros y calado 3,40 metros. Estaba propulsado por dos calderas Yarrow y dos turbinas Parsons, con una potencia de 5.000 CV, dando 18 nudos. La artillería principal eran 6 cañones de 120 milímetros.

Los buques clase Hernán Cortés han participado en diversas operaciones de mantenimiento de la paz (operaciones C-S/S-K en la antigua ex Yugoslavia, Haití, Líbano), efectuando ejercicios tanto nacionales como internacionales, así como colaboraciones con Escuelas y con el Ejército de Tierra.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El sueño americano de los actores españoles
chevron_right
Poner en marcha la segunda fase para los BAM costaría este año diez millones