Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El alquiler de temporada se dispara en Andalucía y los expertos no le ven freno

Con subidas de más del 70 % en grandes plazas como Málaga, Cádiz o Sevilla

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Preparando la mudanza. -
  • El arrendamiento tradicional cae en casi todas las provincias, con Córdoba (-66 %) a la cabeza

El alquiler de temporada se ha disparado en el último año en todas las capitales andaluzas, con subidas de más del 70 % en grandes plazas como Málaga, Cádiz o Sevilla, un fenómeno que no para de crecer en detrimento del arrendamiento tradicional, que cae en casi todas las provincias, con Córdoba (-66 %) a la cabeza.

Los precios se han puesto a un nivel que no todo el mundo puede acceder a un alquiler, con lo cual para poderse emancipar un joven, si no se gana 2.500 euros al mes, no puede"

El alquiler de temporada permite a los propietarios arrendar una vivienda por un tiempo determinado y tiene algunas peculiaridades, como que el precio puede ser libremente pactado entre las partes y la duración del contrato puede oscilar entre varios meses hasta unos pocos años.

Esta fórmula estaba pensada para estudiantes o trabajadores desplazados puntuales, pero al tener menos exigencias que las que afectan a los arrendamientos permanentes, como las limitaciones en las actualizaciones de las rentas o la prórroga extraordinaria de los contratos, los tenedores la están utilizando cada vez más para sortear la nueva Ley de Vivienda.

"Este fenómeno empieza durante la pandemia, pero se incrementa cada vez que el Gobierno legisla entorno al alquiler y los propietarios ven estas medidas como coercitivas", explica a EFE el portavoz de la plataforma Idealista, Francisco Iñareta.

La consecuencia de todo esto, destaca el experto, es que, a pesar de que la demanda no para de crecer, cada vez menos propietarios ponen sus pisos en alquiler de larga temporada y los precios se tensan, dificultando el acceso a la vivienda a las personas que lo necesitan.

Un problema generalizado

Según Idealista, en el primer trimestre de 2024 el peso de los alquileres de temporada en el conjunto de España ha alcanzado el 11 % del mercado, con un incremento interanual de la oferta del 56 %, mientras que la disponibilidad de arrendamientos permanentes se ha reducido en un 15 %.

La situación en Andalucía no es diferente. El alquiler de temporada supone ya el 21 % del total de pisos en arrendamiento que hay en Cádiz y el 13 % en Málaga. Les siguen Granada (9 %), Sevilla (7 %), Almería (5 %), Huelva (4 %), Córdoba (3 %) y Jaén (2 %).

Esta modalidad de alquiler se ha disparado en el último año en grandes mercados como Málaga (+ 79 %), Sevilla (+ 74 %) o Cádiz (+ 74 %). Los mayores incrementos, no obstante, se han dado en ciudades donde este fenómeno era hasta ahora prácticamente inexistente y en los que la aparición de un puñado de anuncios ha provocado subidas muy pronunciadas.

Es el caso de Huelva, que ha registrado un incremento interanual del alquiler de temporada del 650 %, o Granada, del 196 %.

En paralelo a estos crecimientos, los alquileres de larga estancia, los destinados a vivienda habitual, han seguido disminuyendo en el último ejercicio en casi todas las capitales de provincia andaluzas. Las caídas más pronunciadas se han producido en Córdoba (-66 %), Jaén (-30 %), Sevilla (-27 %) y Granada (-25 %).

Fenómeno al alza

Los expertos inmobiliarios creen que esta tendencia se va a mantener mientras el Gobierno no tome medidas que hagan aflorar producto en el mercado. Actualmente la demanda de alquiler es tal que se estima que cada anuncio de vivienda que se publica tiene una media de 27 familias interesadas, señala Francisco Iñareta.

Juan Corbacho, que es agente de la propiedad inmobiliaria en Sevilla y Jerez, asegura a EFE que la Ley de Vivienda ha endurecido las condiciones del alquiler de larga temporada y ha dejado "en precario" a los propietarios, que buscan alternativas como el arrendamiento de temporada, que le proporciona "más garantías e incluso más rentabilidad".

"Y se prevé que esta tendencia siga porque no hay nada que de momento la frene", resalta Corbacho, que considera un error que el Gobierno se centre en limitar los precios del alquiler cuando el problema radica en la falta de oferta. Si ésta creciera, apunta, los precios se estabilizarían.

"Los precios se han puesto a un nivel que no todo el mundo puede acceder a un alquiler, con lo cual para poderse emancipar un joven, si no se gana 2.500 euros al mes, no puede. ¿Y quién gana eso?", se pregunta Corbacho, que reconoce que disponer de una vivienda en Sevilla es algo "impensable" para muchas familias.

Crecimiento sin freno en Málaga

Luis Arias, que tiene una agencia inmobiliaria en la capital malagueña, reconoce a EFE que la situación es aquí aún más preocupante, no solo por la alarmante falta de vivienda de alquiler, sino "por el éxito de la marca Málaga en el mundo, que ha causado un éxodo hacia la ciudad de moda".

Después de la pandemia, además, mucha gente se trasladó a vivir a la ciudad en busca del mar y una mejor calidad de vida. Estos dos factores han dado lugar a una demanda de vivienda para que la ciudad no estaba preparada y que ha provocado que los precios se desboquen, sostiene este agente inmobiliario.

Si a ello se suma que cada vez más propietarios prefieren poner sus viviendas en alquiler de temporada, el drama habitacional está servido.

Luis Arias cree, además, que el techo del precio del alquiler "no tiene fin a día de hoy ni a corto plazo". Sí que ha detectado, en cambio, un ligero freno en los precios de venta.

Reacción del Gobierno

Para hacer frente a esta problemática, el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana estudia las propuestas que ha enviado al grupo de trabajo para la regulación del alquiler de temporada y ha convocado una nueva reunión para decidir las conclusiones, aún sin fecha concreta.

Entre los objetivos del Ministerio figura el establecimiento de mecanismos para no eludir el cumplimiento de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) e intentar salvaguardar los alquileres de temporada que realmente lo son, como los de estudiantes o trabajadores temporales.

Vivienda atribuye la problemática que se está produciendo a la disminución de la oferta de alquiler de vivienda habitual, ya que buena parte del parque existente se está yendo a otras categorías de alquiler.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN