Andalucía

Casi el 40% de los hogares andaluces afirma que no podrá soportar el calor en verano

Una encuesta del INE muestra que gran parte de Andalucía lucha por mantener frescas sus viviendas durante los meses más calurosos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un aparato de aire acondicionado. -

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los resultados de su más reciente encuesta sobre condiciones de vida, realizada durante el año 2023. Esta encuesta, que examina detalladamente la calidad de vida en los hogares españoles, ha puesto de manifiesto una preocupante realidad en Andalucía, el 37,1% de los hogares no puede mantener temperaturas frescas en verano, destacando una significativa carencia en la capacidad de estas viviendas para mantenerse frescas durante las altas temperaturas.

El estudio evalúa diversos factores como la satisfacción general con la vivienda, el tamaño de la misma, y los problemas más comunes que enfrentan los residentes. A nivel nacional, aunque el 83,5% de los hogares expresan estar satisfechos o muy satisfechos con sus viviendas, este número ha descendido desde el 88,1% reportado en 2012, revelando una tendencia decreciente en la satisfacción residencial.

Entre los desafíos más citados por los encuestados figuran el aumento de la delincuencia y los molestos ruidos procedentes tanto de la calle como de otros vecinos. No obstante, uno de los hallazgos más alarmantes de la encuesta se relaciona directamente con las temperaturas internas de las casas.

EL PRONÓSTICO PARA LOS PRÓXIMOS MESES

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha lanzado sus predicciones para los próximos meses, anunciando un verano que se prevé especialmente intenso en cuanto a calor y sequía en diversas zonas de España. Tras un arranque de año que se sitúa entre los dos más cálidos de la serie histórica, las expectativas para el trimestre que comprende mayo, junio y julio no son menos desalentadoras.

Según datos de la AEMET, "el primer cuatrimestre de 2024 es muy similar al de 1997", siendo este último el más cálido hasta la fecha, según registros preliminares. Aunque la sequía ha dado un ligero respiro con un aumento del 7% en las precipitaciones respecto a la media en algunas regiones, la situación no es uniforme. En buena parte del oeste y centro de la Península ha llovido más de lo habitual, mientras que el tercio oriental y los archipiélagos han experimentado un período considerablemente seco, explican desde la agencia.

Las proyecciones para los próximos meses son de un incremento en las temperaturas y una reducción de las lluvias, especialmente en áreas tradicionalmente más vulnerables a la sequía. La AEMET señala que "las islas y el este de la península ibérica experimentarán más calor de lo normal, mientras que las precipitaciones serán menos probables de lo habitual en el oeste del país". Esta distribución desigual del clima no solo desafía a los residentes que buscan alivio del intenso calor sino también a los agricultores y gestores de recursos hídricos que luchan contra la disminución de las reservas de agua.

Mientras millones de españoles buscan refugio del calor en las costas y planifican vacaciones en puntos más frescos, la AEMET continúa monitorizando y actualizando sus predicciones, crucial para la planificación tanto a nivel personal como gubernamental. "Atendiendo a los pronósticos trimestrales, el período comprendido por mayo-junio-julio podría ser más seco de lo normal en el oeste de la Península", advierte la Agencia, subrayando la posible escalada en la severidad de las condiciones meteorológicas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN