HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Martes, 24/04/2018

Editorial Sevilla

Fuentes contra la sed y el calor

Sevilla es la antepenúltima capital andaluza por número de fuentes públicas: 60, a un promedio de una por cada 11.509 habitantes

Hace ocho años, ayuntamientos andaluces respondieron a una encuesta periodística. Así se conoció que Sevilla era la tercera capital por la cola en número de fuentes públicas de agua potable: 90, a un promedio de una por cada 7.775 habitantes. En contraste, Córdoba, ciudad tan calurosa o más que la nuestra, disponía de 337 en todo su casco urbano, a razón de una por cada 966 personas.

Por eso hay que saludar el plan de Emasesa de incrementar el número de las que oficialmente nos quedan: 60. Este dato significa que por obras en la vía pública o   por   otras razones se habrían desmantelado en los últimos años 30 de las que teníamos  y que ahora nuestra ratio ha empeorado mucho más todavía:  existe una fuente por cada 11.509 sevillanos.

Si se considera que además los nativos han de compartirla con los 2,5 millones de turistas que nos visitan anualmente, la (des)proporción se incrementa de forma inaceptable en una urbe turística como la nuestra y azotada con demasiada frecuencia por el calor y sus olas. Hay que felicitarse, pues, por el proceso participativo llevado a cabo por Emasesa para la elección, mediante consulta popular,  del modelo de fuente a implantar, diseñado por estudiantes de Arquitectura; por la instalación de 17 de estilo fernandino en el Casco Antiguo y por la prevista colocación de otras en todos los distritos, con el fin de paliar una carencia histórica de Sevilla.

COMENTARIOS