Sevilla

El Hospital de Valme instaura una formación continua en Cuidados Críticos para Enfermería

Potencia la excelencia en competencias asistenciales dentro de un servicio hospitalario de gran complejidad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Profesionales responsables del circuito de formación continua. -
  • El curso integra en seis módulos la generalidad de los cuidados a través de 40 horas correspondientes a 5,4 créditos

El Hospital de Valme de Sevilla ha instaurado un circuito de formación continua en Cuidados Críticos para Enfermería, uno de los servicios hospitalarios "más complejos", dada la alta gravedad de las patologías de los pacientes que ingresan en él con pronósticos graves y "alto riesgo de derivar en complicaciones". No en vano, se atienden pacientes con alguna condición determinada de salud que pone la vida en riesgo, por lo que requieren de una "monitorización y control constantes".

Dentro de este contexto clínico, el citado hospital ha instaurado una iniciativa destinada al colectivo profesional de enfermería, "cuyas funciones son determinantes y de gran trascendencia", puesto que son los encargados de velar por la vigilancia constante y aplicar cuidados avanzados a estos pacientes críticos; "de ahí la importancia de la actualización permanente de sus conocimientos junto a la especialización en la práctica clínica de la terapia intensiva", tal como destaca en una nota de prensa.

En concreto, se trata de un Circuito de Entrenamiento en Cuidados Críticos para Enfermería destinado a potenciar la excelencia de las competencias asistenciales de este colectivo en este servicio hospitalario mediante la formación continua. Es una herramienta implementada para la alta capacitación en el desempeño de la profesión enfermera de cuidados críticos en general y en los servicios de cuidados intensivos en particular.

Acreditada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), dicha actividad está coordinada por el enfermero de Cuidados Intensivos de este centro Juan Jorge Zayas en colaboración con un equipo multidisciplinar de este servicio hospitalario en el que se encuentran su jefe, el facultativo intensivista Antonio Lesmes; su supervisor Manuel Montes y la coordinadora de cuidados en el mismo Marta García.

Además, el cuadro docente lo completan los siguientes enfermeros de Cuidados Críticos del Hospital Universitario de Valme: Patricia de la Cruz, David Ortiz, María Ángeles Risco, Nieves López-Cordón, Marta García y el coordinador de la iniciativa, Juan Jorge Zayas. Todos ellos con amplia experiencia en formación y en la atención del paciente crítico.

OPTIMIZACIÓN EN EL DESARROLLO DE COMPETENCIAS

La fortaleza de esta iniciativa, según destaca Antonio Lesmes, es su carácter permanente; dado que la programación incluye varias ediciones anuales con la finalidad de la actualización continua de los profesionales. En este sentido, subraya la contribución a disminuir la variabilidad en la práctica clínica, "generando una mayor confianza y seguridad en la atención de este tipo de pacientes, con especial importancia en actitudes para la detección del deterioro del paciente o en la toma de decisiones ante este empeoramiento".

La enfermería lleva a cabo intervenciones específicas y muy complejas en pacientes que están conectados a distintos monitores y otros equipos que se utilizan para el control y/o sustitución de las funciones que tienen que realizar los órganos que han resultado comprometidos. Para la interpretación de la información que aportan estos equipos los profesionales tienen que estar instruidos y en algunos casos también manejarlos.

Entre estos equipos destacan monitores para controlar las funciones cardíaca, respiratoria, renal, neurológica, metabólica o hemodinámica; también está el aparataje para bombas de perfusión, catéteres, respiradores, hemofiltros, desfibriladores, asistencia ventricular, control de la temperatura y equipos de oxigenoterapia, que permiten dar soporte a los órganos que están muy comprometidos.

Al respecto, este curso integra a través de seis módulos la generalidad de estos cuidados: sistemática de atención al paciente crítico, monitorización hemodinámica invasiva, ventilación mecánica no invasiva, ventilación mecánica invasiva, arritmias y técnicas de depuración extracorpóreas. Todo ello organizado a través de 40 horas correspondientes a 5,4 créditos de la ACSA en una dinámica 'on line' y presencial; en este último caso con desarrollo en las dependencias físicas del servicio de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Valme de Sevilla.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN