Actualizado: 16:56 CET
Martes, 18/06/2019

?La Semana Santa de Huelva ya no es un juego?

Modesto Fernández, presidente del Consejo de Hermandades de Huelva

  • Modesto Fernández Jurado
Tradición que aglutina la fe y el festejo; la creencia y la cultura; la devoción y la escena... La Semana Santa de Huelva aglutina a 27.000 personas en las 25 hermandades onubenses. Situada como una de las más señeras de Andalucía, la actividad apura las horas para, si el tiempo lo permite, llenar de olor, color, música y movimiento a la ciudad onubense durante la próxima semana. Con la polémica de Tres Caídas y los horarios como foco mediático, Modesto Fernández Jurado quiere poner en valor el trabajo que hay detrás de una fiesta con la que el dinamismo económico y social de Huelva se incentiva, más allá de las creencias personales de cada cual. En el desayuno que mantuvo con Viva Huelva en la céntrica cafetería ‘Monteluna’, analiza los aspectos claves, marca los retos del futuro para que la tradición se siga consolidando en el panorama religioso y cultural onubense.

La polémica de Tres Caídas
Todo apunta a que finalmente la hermandad de las Tres Caídas ha aceptado los horarios planteados para el Lunes Santo: “En el último pleno no presentaron ninguna protesta, y entendemos que aceptan los horarios”, apunta Modesto Fernández, quien resume el origen de la polémica. “De 25 hermandades, 24 están absolutamente conformes”, señala lamentando “que se hable de la Semana Santa por ese tema y no por lo fundamental, lo religioso, lo cultural, lo económico… Reducir el tiempo de paso por Carrera Oficial, nos lo pidieron muchas hermandades. A la cuatro de la mañana no pinta nada una cofradía en la calle. Tres Caídas pidió poder llegar a recogerse antes, lo pidió en 2009, en 2010 estaban de acuerdo, en 2011 se ajustan los horarios, lo aceptan, con la coletilla de que sólo por 2011”.

El problema ha llegado este año: “Cuando uno se sienta a negociar no puede decir o se hace esto o no hay negociación. Volver a ponerlos los cuartos no podemos. Para cambiar, tiene que ser por aprobación del Cabildo general de hermanos. En 2011, le cedió su puesto al Calvario, y El Calvario ahora no se quiere volver. La hermandad que más adelanta es la Tres Caídas, una hora y cuarto respecto a 2009 cuando empezó a modificarse. El año pasado no estaban en desacuerdo. No lo quiero llevar a que sea una lucha personal. Si me tuviese que tomar todo lo que dicen de mí a título personal, o habría dimitido o estaría todo el día en el Juan Ramón Jiménez. Trabajamos para tomar soluciones justas, no supeditadas por amistades o intereses. Siempre pienso si voy a perjudicar a alguien. Sé que las decisiones no a todo el mundo le gustan. Respecto al Lunes Santo, no puedo modificar el horario a tres hermandades para beneficiar a una, que me ha dicho que técnicamente no le perjudica”.


“La ciudad no es nuestra”
“¿Es lo mismo llegar a tu barrio a las doce de la noche que a las dos de la mañana, que puedes molestar al que tiene que trabajar al día siguiente?”, se pregunta Fernández Jurado, quien avisa que “no vamos a entrar en el mercadeo, esto ya no es un juego. La Semana Santa ya tiene una organización complicada, mucho predicamento, y ya no es juego. Quien quiera seguir jugando a los pasos, tiene libertad para hacerlo, pero nosotros no vamos a entrar en ese juego ni vamos a pelear”.

En cuanto a compatibilizar la buena marcha de la festividad y crear las menos molestias posibles a los que no disfrutan de ella, el presidente tira de coherencia y diplomacia: “La Semana Santa no le gusta a todo el mundo. Hay gente neutra, pero cuando llegan a una esquina y no pueden pasar… Los comprendo. Tenemos que distorsionar lo mínimo posible la vida ciudadana, porque la ciudad no es nuestra”.

Cerrar la Carrera Oficial: “No nos han dejado”
La intención del Consejo de Hermandades para esta edición era dejar la Carrera Oficial para los que han pagado palco, y evitar los embotellamientos que dan en muchos puntos. “No es una cuestión elitista”, asegura. De todos modos, el Ayuntamiento no les ha permitido llevar a cabo esta acción: “Lo hemos pedido por activa y por pasiva, y no por elitismo, como alguno puede pensar. Hay 966 palcos de pago, unas 8-9 personas por palco, aunque debería haber seis. Esto supone que hay unas 10.000 personas en 300 metros”. Fernández Jurado muestra su “preocupación”, porque ante la acumulación de gente en las calles “cualquier día puede ocurrir un desastre, porque se caiga algo, un incendio… Por eso pedimos cerrar la Carrera Oficial para los usuarios de los palcos, para evitar aglomeraciones, no impidiendo el paso, lo que no queremos es que se aglomere. La gente se aglomera detrás de los palcos, y se crean tapones, sobre todo en los lugares de cruce. Por eso queremos cerrarlo. No nos lo permiten. Ha sido nuestro caballo de batalla con el Ayuntamiento, pero parece que hay miedo a tomar determinadas decisiones”. En cuanto a los motivos esgrimidos por el Ayuntamiento para no aceptar esta petición, “no nos dan ninguna razón, mi apreciación es que le da mucho miedo, no me dan ninguna razón técnica”.

Planteando su continuidad
Está a punto de cumplir ocho años al frente del Consejo de Hermandades, y aunque ahora esté volcado en que todo salga bien la próxima semana, Modesto Fernández tiene el deseo de seguir como presidente. El principal motivo, dar forma a la nueva sede, para la que ya tienen una concesión administrativa en el solar situado junto a la Casa del Mar, en el barrio de Pescadería. Él lo explica así: “He estado negociando un terreno para la nueva sede, en Pescadería, de unos 1.485 metros, ya lo tenemos. Es una concesión administrativa con periodo de ejecución, si no la pierdes. Es una patata caliente dejarle a alguien el marrón de construir eso en la época que estamos, pedir crédito, gestionarlo, unos 400.000 euros… Hay gente que quiere que continúe. Es tiempo de Semana Santa. Hasta octubre, hay muchos meses para analizar la situación. No voy a mover ficha hasta después de Semana Santa. Si el Obispo me da permiso, el que me tiene que dar el visto bueno es el pleno de hermanos mayores, que es soberano. Lo someteré a votación aunque no haya más candidatos. Es cuestión de que no estoy seguro de que aprovecháramos la oportunidad que tenemos de construir una gran sede. Quisiera poner la primera piedra antes de enero”.

Haciendo balance de sus ocho años al frente, Fernández Jurado valora que, entre otros aspectos, “hemos conseguido que el obispado introduzca a la Semana Santa en el plan diocesano de evangelización, que desde el punto de las cofradías es tremendamente importante; que desde el obispado se imponga el criterio de la formación para quienes quieran dirigir una cofradía; la reordenación de toda la Semana Santa, después de estudiarla muy bien, al reestructurarla hemos tenido que retocar los horarios. La gente dice que los palcos son mejorables, pero hace siete años, su suelo era de madera de pino cogido con puntilla y con alambres. Hoy no hay ni un tornillo, ni una puntilla ni un alambre”.

Ahora toca disfrutar de la Semana Santa, que el tiempo permita el lucimiento y que todos acaben satisfechos porque Huelva ha sabido sacarle partido un año más.

“Somos obedientes, pero no somos sumisos”
En cuanto a la relación entre el consejo y el Obispado, Fernández Jurado apunta un par de matices: “Una cosa es ser obediente y otra ser sumiso”, valora a la hora de describir “las muchas peleas que he tenido con los curas”. “Pertenecemos a la Iglesia, pero somos seglares. El obispado, que no se meta en horarios ni itinerarios, pero sí se debe meter en cosas más importantes”. Entre los ejemplos que pone, Modesto Fernández Jurado considera “inaudito que una hermandad lleve una cámara de televisión en una de sus imágenes”, cosa que ocurrió en la edición del pasado año, el obispado se debe de meter en cosas de estilo”...

Temas para el debate

Semana Santa y crisis: No hemos notado la crisis en el tema de los palcos. Hemos dicho a las hermandades que sería de mal gusto salir con exornos excesivamente caros porque la ciudadanía no lo iba a comprender. Otra cosa es que me echen cuenta. Que no seamos muy ostentosos. La mayoría tiene disposición a ello.

Financiación de las hermandades: “Este año el Ayuntamiento no nos ha dado, de momento, ningún tipo de subvención”, valora Modesto Fernández, que explica que las hermandades “reciben dinero del consejo por la gestión económica de los palcos. Este año recibirán unos 2.500 euros cada hermandad por la gestión de los palcos”.

Siempre pendientes del tiempo: La lucha con la meteorología parece que forma parte de esta tradición en la que este año “la cosa no pinta muy bien”, habida cuenta de una borrasca que puede tomar forma en Huelva a partir del Domingo de Ramos, cuando ya la previsión de la Aemet marca un 15% de posibilidades de lluvia. Habrá que mirar al cielo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La regulación horaria divide al sector del taxi
chevron_right
A disposición judicial un hombre por abusar de un menor en un colegio