HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Jueves, 12/09/2019

Matrícula de deshonor

Vándalos

Publicado: 04/06/2019 ·
13:37
Actualizado: 04/06/2019 · 13:37

El barrio de La Orden volvió a ser el objetivo de algunos vándalos que, sin ningún tipo de pudor, prendieron varios contenedores...

El barrio de La Orden volvió a ser el objetivo de algunos vándalos que, sin ningún tipo de pudor, prendieron varios contenedores que se calcinaron en un breve espacio de tiempo, afectando a varios vehículos que se encontraban aparcados a escasos metros. Huelva tiene un problema educacional y de civismo generalizado, que empieza a ser un conflicto constante, no sólo para las calles y barrios de la ciudad, también para las arcas municipales, que no dan abasto con los agravios constantes que nos encontramos cada día. Cabe recordar que dichos destrozos los pagamos todos los onubenses, hecho que se suele olvidar. El mobiliario urbano suele ser uno de los objetivos más comunes: papeleras, bancos, señales de tráfico, farolas, pintada en fachadas, en esculturas, así como jardines y árboles destrozados y, por supuesto, contenedores, siendo este último, parte de una serie de incendios que da la sensación de tener firma personalizada. Huelva cuenta con pirómanos de esta calaña actuando al libre albedrío por nuestras calles, como así lo hiciera el pirómano del Conquero, que puso en peligro a los barrios colindantes, desolando los cabezos con el negro color ajado de los continuos incendios que vivimos. Suele ocurrir que este tipo de enfermizos vándalos no suelen parar y aumentan sus hazañas gradualmente, no parando hasta no satisfacer sus necesidades, que no tienen fin. Los ciudadanos somos conscientes de la dificultad que engendra atrapar a uno de estos personajes pero sí considero necesario, y no únicamente por este hecho en concreto, que exista una mayor presencia policial en los distintos barrios de Huelva, mayor cercanía con la población, es decir, más activos en general que garanticen la seguridad de cada rincón de la ciudad. Es importante crear estrategias que fomenten el civismo, que se cree un sentimiento de pertenecía y que la propia ciudadanía sea parte implicada en todo este proceso. Por supuesto, una mayor severidad en las faltas, con penas más exigentes que minimicen los actos o, como mínimo, que estos desviados cívicos se lo piensen antes de delinquir.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG
Publicado: 04/06/2019 ·
13:37
Actualizado: 04/06/2019 · 13:37
chevron_left
No queremos droga en el barrio
chevron_right
El mal de las drogas