HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 14:28 CET
Domingo, 08/12/2019

Jaén

Alcohol en bolsas de plástico, lo último para consumir

Se consiguen en tiendas de alimentación no autorizadas para vender alcohol

  • Así son las monodosis.

El consumo de alcohol es cada vez más fácil y entre los menores de edad también, y más económico, a precios asequibles para el bolsillo, donde se pueden guardar las nuevas monodosis sin que nadie se dé cuenta.

El alcohol en bolsas de plásticos es lo último entre los menores y así lo denuncia el presidente de la  Asociación para el Tratamiento y Rehabilitación de Enfermos Alcohólicos y Familiares  'Volver a nacer', Antonio Liébanas. Pone la voz de alarma porque las monodosis están autorizadas, pero se venden en lugares en los que no está permitido dispensar alcohol y en los que no existe control alguno para que éstas lleguen a manos de los menores de edad, tales como tiendas  con horarios prolongados, según denuncia Liébanas.

Ron, whisky o vodka se comercializan en sobres monodosis que se camuflan de forma sencilla y permite consumir alcohol en discotecas y pagar sólo por un refresco; pero también a los menores, que por 1,5 euros y una lata de refresco, se preparan un combinado y consumen alcohol en discotecas light, pubs o cualquier lugar de la ciudad.

Se trata de pequeñas bolsas de plástico del tamaño de un teléfono móvil que contienen 5 centilitros de ginebra, whisky, brandy, ron o vodka.

La existencia de estos sobres monodosis está empezando a difundirse entre los menores, quienes han encontrado en este tipo de envasado una forma fácil tanto de acceder a bebidas de alta graduación como de introducirlas en recintos donde no está permitido beber.

El presidente de 'Volver a Nacer' asegura que el consumo de alcohol se da cada vez más entre jóvenes, permitiéndose el consumo en niños de sólo 12 años. Denuncia que faltan medidas de prevención entre la población juvenil.  “Con la venta de estas monodosis se facilita a los jóvenes que se inicien en el consumo de alcohol.


El perfil del bebedor es ya el de una persona que bebe alcohol durante el fin de semana y que lo mezcla con otras drogas”, lamenta Liébanas.

Por ello, alerta del acceso fácil que tienen los jóvenes al alcohol con las monodosis y reclama medidas de prevención.

Fácil de ocultar al acceder a discotecas

Al ser una bolsa de plástico con alcohol es fácil camuflarla y acceder con ella a una discoteca, pagar un refresco y vertirlo en éste para consumir un combinado. Los menores hacen lo mismo porque acceden a ella sin problemas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El rector apuesta por los proyectos europeos
chevron_right
El PSOE pide que la Cámara de Cuentas fiscalice el alumbrado