HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:59 CET
Viernes, 20/04/2018

El ojo de la aguja

‘Los Gordos’

El restaurante acaparó en su trayectoria empresarial numerosos premios nacionales por su brillante trabajo , convirtiéndose en referente de la cocina de Huelva

El desaparecido restaurante onubense ‘Los Gordos’ se hallaba ubicado en la vetusta calle Carmen de nuestra ciudad, pegadito al también desaparecido restaurante ‘Casa Calvo’, que regentó el último descendiente, Víctor Calvo. Pues bien, el restaurante ‘Los Gordos’ estuvo de la mano de tres hermanos onubenses: José Domínguez Domínguez, que era el mayor de los hermanos y fundador del establecimiento, y de Francisco y Juan.

Qué duda cabe de que este singular restaurante alcanzó una fama que trascendió allende nuestras fronteras a nivel nacional. El restaurante ‘Los Gordos’ se convirtió sobremanera en la década de los cincuenta en punto de encuentro de una Huelva lejana y rosa, que por aquellos años despertaba para dejar de ser un pañuelo, porque aquellas familias onubenses de entonces  prácticamente se conocían todos. Cada hermano contaba con cierta analogía a la hora del trabajo, y en muchas de sus inquietudes en pro de todo lo que coloreaba lo onubense, pero también, en lo personal, a pesar de la similitud, existían pequeños matices que los distinguían.

En el mismo se podían degustar, parodiando a Lorca, productos de la mar y de la montaña, en este caso de nuestra incomparable serranía. Recetario de comidas totalmente ecológicas, mariscos como la gamba blanca, cigalas, langostinos, etc.,  cocidos de habas con choco, típico plato de la cocina de Huelva, productos cárnicos, jamón de bellota de Jabugo y su entorno, así como el resto de productos derivados del cerdo.

Lo muy cierto es que al restaurante ‘Los Gordos’ de Huelva asistían no solo los onubenses de la capital, sino también aquellos que llegaban a la ciudad para atender asuntos fiscales, de notaria, tributarios, y también al ‘Agromán’, que era como se conocía el Hospital Manuel Lois. La fama de ‘Los Gordos’ fue creciendo en su apartado culinario, y comenzó a ser frecuentado por banqueros, empresarios, médicos como los hermanos Fernández Contioso,  artistas como los pintores Alfonso Aramburu y José María Franco, toreros como Miguel Báez ‘Litri’ padre, Antonio Borrero Chamaco y el octogenario Manolo Roig ‘Niño de la Isla’, coetáneo del ‘Litri’ que, según el torero Pedro Quintero ‘El Gallero’, está pasando por malos momentos. Futbolistas del Recre y de equipos que venían a Huelva a jugar, porque Francisco Domínguez, tal vez el más extrovertido, padre de nuestra entrañable doctora Juana Domínguez Vega, era un recreativista de pro,  cintero y rociero hasta la médula. Continuando con la presencia de la amplia y  heterogénea clientela, Juana nos apunta que “El Rey Juan Carlos I, siendo príncipe, también estuvo en el establecimiento.”

El restaurante ‘Los Gordos’ acaparó en su trayectoria empresarial numerosos premios nacionales por su brillante trabajo profesional, convirtiéndose en el gran referente de la cocina de Huelva, y que en la actualidad ha culminado como Capital de la Gastronomía en España. El establecimiento se cerró en el 1992, cuando se jubiló Juan Domínguez.

COMENTARIOS