Actualizado: 12:39 CET
Domingo, 25/10/2020

Sevilla

Eje San Francisco Javier-Luis de Morales, un bulevar de 1,5 hectáreas de sombra

Emasesa liderará las obras de dos corredores verdes peatonales con carriles bici y plataforma reservada para autobús y la renovación de la red de saneamiento

Cargando el reproductor....
  • Esta actuación, en la que se invertirán siete millones de euros, irá en paralelo a las obras de ampliación del tranvía entre 2021 y 2022
  • Se prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo para residentes de hasta 100 plazas

La ampliación del tranvía desde San Bernardo a Luis de Morales irá acompañada en paralelo de una intervención de “transformación urbana” de la ciudad que liderará Emasesa. El proyecto que ejecutará la empresa metropolitana de aguas convertirá el eje San Francisco Javier-Luis de Morales en dos bulevares peatonales verdes (15.000 metros cuadrados de sombra, con un máximo de 450 nuevos árboles) con carriles bici, plataforma reservada para autobuses y cuatro vías (dos en cada sentido y más estrechos para reducir la velocidad) para el tráfico privado. Esta actuación, que ya ha sido adjudicada a la empresa Idom, supondrá una inversión por parte de Emasesa de siete millones de euros e implicará un cambio de la red de saneamiento (de los años 60 y 70) y del pavimento (se colocará uno drenante, como el ya utilizado en la Avenida del Greco) para evitar las inundaciones que se registran cada vez que llueve de manera torrencial en Sevilla. El proyecto de corredores verdes prevé también la construcción de un aparcamiento subterráneo (hasta 100 plazas de capacidad) para residentes, a fin de dar cobertura a los vecinos de la zona, ya que el espacio para estacionar se reducirá tras la obra.

Ambas obras estarán perfectamente coordinadas y se simultanearán para afectar los menos posible a los negocios y a los vecinos de una zona capital y nuclear de la ciudad

El diseño de este proyecto, enmarcado en la estrategia del Ayuntamiento contra el cambio climático, estará listo a finales de enero de 2021. Será a partir de ese momento y una vez ya se haya cerrado la financiación de la ampliación del tranvía (pendiente de la solicitud realizada en su día al IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) cuando ambas obras se simultaneen para “afectar lo menos posible a los negocios y a los vecinos” de una zona “capital y nuclear” de la ciudad, ha apuntado el alcalde Juan Espadas en la presentación del proyecto a agentes sociales y económicos en el Salón Colón del Ayuntamiento.

Espadas ha prometido una “perfecta coordinación” entre las diferentes delegaciones implicadas en la reordenación urbana y de movilidad del eje San Bernardo-Santa Justa y, aunque no ha precisado cuándo empezarían las obras de Emasesa y de ampliación del tranvía, sí que se ha mostrado convencido de que “en uno o dos meses, tendremos el cronograma” definitivo de una obra que ha calificado “de mandato” y que abarcaría desde 2021 a 2022.

El alcalde ha defendido que el proyecto de Emasesa es “coherente” con el de la ampliación, unas palabras que han sido refrendadas por el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, formación que con su apoyo ha permitido que el Gobierno municipal pudiera sacar adelante esta intervención, “antesala de la transformación de la movilidad en la ciudad”, ha remarcado Pimentel. El líder de la bancada naranja se ha mostrado “muy orgulloso” del “sello” verde que tiene la actuación de Emasesa, un aspecto que ha suscitado fuertes críticas y oposición de entidades medioambientales y políticas. De hecho, han centrado las alegaciones presentadas en su momento al proyecto de ampliación del Metrocentro, que ya cuenta con una calificación ambiental favorable.

El proyecto de Emasesa se abrirá a la participación de vecinos y entidades a fin de hacer las correcciones y ajustes que fueran necesarios, ha precisado el alcalde.

El Ayuntamiento estima que, con la ampliación, el Metrocentro, una línea más de Tussam, pasará de los 3,5 millones de viajeros a en torno a 7,5 millones en todo el trazado. Esto supondrá una reducción de 3.025 toneladas de emisiones de CO2 al año con respecto a las actuales. La reducción de vehículos se estima en el entorno de los 1,3 millones de desplazamientos en vehículos privados, aunque “no se puede evaluar de forma aislada la conexión San Bernardo Santa Justa. La ampliación del Metrocentro permite una conexión Santa Justa-Plaza Nueva, por un lado, que luego seguirá con otro ramal hasta la Encarnación, que implicará la peatonalización de toda esta vía y, finalmente, la conexión tranviaria hasta Santa Justa. Todo ese modelo va a reducir drásticamente el uso del vehículo privado", apostillan fuentes municipales.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Guillermo Rayo y las falsas noticias
chevron_right
Sevilla también se queda sin su Cabalgata de Reyes Magos