Actualizado: 14:13 CET
Lunes, 03/08/2020

Sevilla

Ayuda a domicilio: "Tomamos más pastillas que los propios usuarios"

Las trabajadoras del servicio en Sevilla relatan sus dolencias crónicas, con las que conviven en su trabajo y no son reconocidas como enfermedad laboral

Las trabajadoras del servicio municipal (externalizado en cuatro empresas) de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Sevilla alzan la voz contra lo que consideran unas condiciones laborales”injustas”, y en algunos casos “ilegales”, que pueden afectar cada vez más a la calidad del servicio que prestan a los usuarios.

La realidad que viven Ángeles, Trini, Rita, Amelia y Chari bien podría ser la de las otras cientos de trabajadoras de est servicio social de la ciudad de Sevilla. Con una media de entre 10 años, en el caso de Amelia, y 22 años de servicio, en el caso de Chari, estas empleadas se quejan de una serie de dolencias que padecen como consecuencia de un “trabajo de fuerza, de trabajo “a pulso” y repetitivo”. Amelia (68 años) cuenta cómo en servicios de aseos personal de apenas una hora y media “tenemos que hacer un milagrito, levantar, lavar, trasladar,...teniendo que cuenta que trabajamos con personas, no con máquinas”.

Según Ángeles Casares, “en los centenares de informes de siniestralidad que manejamos, es increíble el número de compañeras con lumbago, ciática, tortícolis y otro tipo de dolencias más graves, que les obliga en muchos casos a tener que ir a trabajar con una buena dosis de pastillas para evitar darse de baja porque, al no reconocerles esos problemas como enfermedad laboral, pueden perder buena parte del sueldo que ya de por sí es bastante bajo, incluso pueden despedirlas con tres bajas acumuladas por el mismo motivo”. “Muchas de nosotras tomamos más pastillas que los propios usuarios”.

Respecto a la jornada laboral, reconocen que hay muchos casos de compañeras que empiezan a las ocho de la mañana y acaban a las diez de la noche, sin el obligado descanso mínimo de 12 horas entre jornada y jornada, denuncia la portavoz del comité de empresa Ángeles Casares. “No es justo que empieces a las siete de la mañana, acabes a las doce y vuelvas de siete de la tarde a diez de la noche”, subraya Casares añadiendo que “te parte todo el día y eso impide buscar otro trabajo para poder suplementar el sueldo en aquellos casos de contratos de 25 horas o menos”.

Denuncia

Según al portavoz del comité de empresa, tanto el reparto de horas como los casos, al parecer cada vez más numerosos, de contratos de diez horas (cuando el convenio marca un mínimo de 25) fue denunciado ante la Inspección de Trabajo, que “dio un toque de atención a la empresa Clece -una de las cuatro adjudicatarias del servicio, a la que sólo le dieron un toque de atención pero no se le multó”. Según sus datos, sólo en esta firma hay algo más de medio centenar de trabajadoras con contratos de menos de 25 horas.


Municipal

El colectivo de trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Sevilla  están convencidas de que la municipalización sería la mejor opción tanto para la mejora laboral de la plantilla como para la calidad del propio servicio.  “Tenemos claro que no seríamos personal funcionario, pero sí laboral, pasando todos los filtros que hay que pasar”. Opinan que de esa manera, “todo el dinero que invierte el Ayuntamiento -34,7 millones de euros- repercutiría en el servicio. Ahora “de los 18 euros/hora que paga el Ayuntamiento nosotras recibimos menos de la mitad limpio, el resto se va en IVA y ganancias empresariales”. Así las cosas, estas empleadas llevarán su protesta a las puertas del Ayuntamiento el próximo 12 de febrero. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Sevilla cuenta con 223 VTC y 2.286 taxis
chevron_right
Muñoz avisa que el PP promete aplicar en Lipasam "medidas en marcha"