Actualizado: 21:29 CET
Lunes, 16/07/2018

Málaga

Unicaja divierte al Carpena

El conjunto de Joan Plaza se ha estrenado ante la afición malagueña con un apabullante triunfo ante un recién ascendido en la categoría

  • Dragan Milosavljevi
  • La igualdad duró hasta el minuto 5; el resultado final en el primer periodo fue de 32-18
  • El técnico repartió el tiempo entre toda la plantilla cajista, que también compartió anotación
  • Las pérdidas y la falta de intensidad lastraron a los visitantes que no supieron parar a los locales

El Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga se ponía sus mejores galas para debutar en la competición doméstica esta temporada y bailó al son de una melodía que divirtió a todos los aficionados cajistas puesto que Unicaja arrasaba a un recién ascendido como era el San Pablo Burgos por 93-72.

Sobre el parqué dos plantillas con objetivos muy diferentes este año y con unos jugadores locales deseosos de demostrarle a Joan Plaza su talento y calidad para arañar minutos en ambas competiciones.

Dubitativos
Se iniciaron los primeros cinco minutos con igualdad, con un intercambio de canastas constantes. McCallum estrenó el luminoso y Gailius le hacía la réplica. Se unían a la anotación Nedovic y Fisher, y Álex López con un triple ponía por delante al equipo visitante (6-8, en el minuto 3). Hasta dos ventajas llegó a tener el conjunto burgalés hasta que Unicaja pisó el acelerador y en el minuto 5, Milosavljevic colocó el 13-12.

En tan solo otros cinco minutos, los cajistas finalizaron el primer periodo 32-18. El San Pablo Burgos perdía fuelle y los errores y pérdidas empezaron a adoquinar el camino, un camino que fue muy similar al del segundo cuarto, donde los de Joan Plaza cerraron un primer tiempo con un marcador de 65-32. Para este resultado también fueron culpables las 14 pérdidas de los visitantes.

Frenando
Arrancaba el tercer cuarto con una canasta de Gailius, a la que contestó con un lanzamiento de tres Salin. Las rotaciones seguían constantes en el conjunto local, ante un encuentro sin tensión, demasiada diferencia en el marcador y en el juego.

La anotación cajistas empezó a ralentizarse y los de Diego Epifanio maquillaban el resultado e intentaban frenar la sangría anotadora de los malagueños. El tercer periodo se cerró con un mate de McCallum que puso el 83 a 48.

El último cuarto vio como algunos aficionados abandonaban con antelación el pabellón, la victoria estaba clara y el partido se alargaba porque Unicaja se dormía también con antelación. La falta de acierto empezó a hacer mella entre los locales en un estreno con solvencia en casa.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin