Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Una escalada contra la sequía de cuatro meses: Andalucía duplica el agua de inicios de año

La subida del último mes y medio ha sido clave, debido a las persistentes lluvias de Semana Santa

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Nazarenos. -

Andalucía ha puesto fin esta semana a una escalada continuada durante cuatro meses en el agua embalsada, lo que le ha permitido tener más del doble de reservas de las registradas el 5 de enero, cuando se produjo la última caída, ya que cuenta con 5.235 hm3 frente a los 2.394 hm3 con los que abrió el año. 

Los pantanos andaluces han pasado de estar al 20 por ciento a inicios de año a registrar ahora el 43,75 por ciento, en la primera de las últimas dieciséis semanas donde se ha registrado una caída, aunque ha sido mínima, de sólo 1 hm3.

La subida del último mes y medio ha sido clave, debido a las persistentes lluvias de Semana Santa y las posteriores aportaciones a los embalses de las escorrentías, que han seguido llevando agua a los pantanos, aunque ahora ya son menores al consumo semanal.

Además, Andalucía tiene ahora más de 1.900 hm3 más de los que tenía de reservas hace justo un año, lo que le permite afrontar el verano con más garantías de abastecimiento, aunque si no llueve algo en mayo, se prevén caídas continuadas de reservas hasta otoño.

La Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, la más relevante en la comunidad, está al 47,31 por ciento, con 3.799 hm3, mientras que a principios de año tenía sólo 1.551 hm3 y estaba al 19,32 por ciento.

Las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, en las que se abastecen las zonas más afectadas por la sequía, como son las provincias de Almería y Málaga y algunas comarcas de Cádiz, el agua embalsada ha pasado en cuatro meses de 219 a 371 hm3, de un 19 a superar el 32 por ciento.

En cuanto a la demarcación Guadalete-Barbate, se ha duplicado también el agua, al pasar de 238 a 504 hm3. Las reservas estaban en enero al 14,42 por ciento y ahora superan el 30 por ciento.

En el caso de la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras-Chanza, el aumento ha sido menor, pero también relevante. Ha pasado de 386 a 561 hm3, del 34,62 por ciento al 50,32 por ciento.

De las restricciones al llenado de piscinas

La importante mejora de las reservas ha dado un respiro a los andaluces y a las instituciones que tienen que regular el abastecimiento, en esta situación llevada a través de comités de sequía donde la Junta ejerce una labor de coordinación (en el caso de la Cuenca del Guadalquivir, con la gestión del Gobierno central).

En abril se suavizaron las restricciones al consumo de agua, al uso para riegos y al uso industrial, y esta semana se ha decidido permitir el llenado de las piscinas particulares en la provincia de Málaga, una medida clave para la provincia que atrae más turismo de la comunidad, pero que estaba en el aire porque era difícil "mojarse" con ellas.

Los ayuntamientos, que tienen la competencia, pidieron la coordinación de la Junta, que en principio se desmarcó pero finalmente ha optado por acordar con ellos que se permita el llenado de esas piscinas, que son más de 78.000 en la provincia. Hay que tener en cuenta que la mayoría no están vacías, ya que las piscinas se suelen mantener con agua durante todo el año.

La decisión de las piscinas afecta sólo a la provincia de Málaga, por acuerdo con los municipios, dentro de las Cuencas Mediterráneas. En el caso del Campo de Gibraltar (Cádiz), por ejemplo, habrá que esperar, y en el resto de cuencas ya estaba permitido con anterioridad.

El año pasado, de mayo a octubre, la reservas de agua en Andalucía cayeron en unos 1.000 hm3, por lo que, si este verano se produce un gasto similar, e incluso superior, los pantanos seguirían entrando al otoño a un 30 por ciento de su capacidad total (11.966 hm3). 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN