Actualizado: 17:20 CET
Viernes, 06/12/2019

Jerez

‘Winable’ o el poder infinito del vino

El sumiller José Luis Baños lanza este novedoso proyecto para dar otra vuelta de tuerca más al enoturismo

  • Una de las catas de Winable en el Tabanco San Pablo

¿Pueden los vinos cambiar la vida de las personas?¿Pueden vincularse con las emociones y con los recuerdos? La respuesta a estas cuestiones constituye la razón de ser de Winable, término que recoge la unión de vino y capaz traducidos al inglés y el nombre del proyecto empresarial que en cuestión de semanas lanzará al mercado el sumiller cordobés José Luis Baños, nacido en Montilla, también tierra del vino por excelencia, y jerezano de adopción. Tras tres años y medio en esta ciudad, a la que se vino por amor, tiempo en el que ha estado al frente del enoturismo en la Viña La Constancia y las visitas, que ahora gestionará de forma privada, este emprendedor  vinculado al mundo del vino desde los 17 años se ha lanzado a esta aventura para poner en marcha experiencias enoturísticas memorables. No hay mejor contexto que el Día Mundial del Enoturismo, que se ha celebrado toda esta semana pasada, para conocer los detalles de esta novedosa iniciativa empresarial.

Lo que el creador de Winable tiene claro a sus 28 años es que en su propuesta no va a haber espacio para visitas guiadas a bodegas como tal, sino que siempre van a ofertar servicios diferenciadores, personalizados y exclusivos. En definitiva, experiencias, visitas y rutas a viñedos y bodegas u otros enclaves “que no estén en el mercado”. “No queremos que sean actividades simples como tal, sino que sean experiencias  y vivencias que las personas puedan disfrutar, vinculadas al mundo del  vino de Jerez, en un sitio privilegiado, y memorable y que marquen de alguna forma a la persona que realizan esa experiencia con el eslogan de vinos capaces de cambiar la vida de las personas”, señala Baños, quien además es técnico en enología y formador homologado de Vinos de Jerez, despejando así cualquier duda sobre las preguntas planteadas al inicio de este artículo.

El creador de Winable, además, es consciente de que el enoturismo es una actividad que los amantes del vino realizan en su tiempo de ocio. “No es una necesidad, es un capricho”, apunta, y por ello en su propuesta siempre va a buscar la exclusividad dentro de unos precios asequibles a partir de cuatro líneas: la catas de vino memorables, las experiencias enoturísticas para aumentar los servicios en las bodegas, asesoramiento enoturístico a las pequeñas y medianas empresas para que pongan en valor sus instalaciones y merchandising para los amantes del vino.

Vino y emoción

Todas son interesantes, pero nos vamos a detener especialmente en las catas memorables, como con la que este sumiller se estrenó hace varias semanas en la que los asistentes acabaron viendo el atardecer en La Caleta con una copa de vino tras salir en catamarán de Puerto Sherry; también da la opción de ir en velero a grupos más reducidos de 10 personas. Hay  catas gastronómicas, en las se pone de manifiesto la riqueza del maridaje (chocolate, quesos, gominolas) tras muchas pruebas anteriores, musicales, en las que el fino siempre va maridado con la alegría o el oloroso con el desamor por reflejar su lucha entre el alcohol y el velo de flor o las catas a ciegas, en las que muchos de los participantes acaban emocionados. Además de salir de la provincia, con catas con vistas de ensueño, Winable está abierto a sugerencias. En definitiva, opciones variadas y divertidas de fomentar el consumo del vino y conocer sus infinitas posibilidades. 

WINABLE EN CORTO


Inclusión: Sus catas, con personas con Síndrome de Down

Baños está formando a dos personas que le apoyarán en las visitas a viñedos u otros enclaves y a otros dos chicos, Miriam y Antonio,  con Síndrome de Down, que siempre le echarán un cable con las catas. Tras un año de voluntario en Aspanido, tenía claro que era indispensable que estuvieran con él en este proyecto. 

Eventos: El enoturismo ligado a las zambombas  

El creador de Winable tiene claro que tanto las zambombas que vienen ahora son una oportunidad de oro para fomentar el consumo de vinos de Jerez, al igual que ocurre en la Feria del Caballo y Semana Santa. “Es muy importante que tengan su papel protagonista” en esas fechas y durante todo el año. 

Otra alternativa: Los Sherry Cocktails toman fuerza

Están surgiendo como alternativa, y Baños cree que más que ponerse purista en este asunto, independientemente de que el oloroso y el amontillado sean los vinos que más se consumen, es una forma de acercar el vino de Jerez a los paladares para los que prefieren esta modalidad. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Ayuntamiento se ahorrará 58 millones de euros en intereses
chevron_right
Vox fue la fuerza más votada en el 37% de las mesas del distrito sur