Actualizado: 21:40 CET
Sábado, 19/10/2019

Jerez

García-Pelayo niega relación alguna con la trama Gürtel

En su comparecencia ante el tribunal, que duró casi dos horas, aseguró que no impartió órdenes y dio el visto bueno a lo que le indicó su delegado de Turismo

  • María José García-Pelayo en una imagen de archivo en la sede del PP
  • Mantiene las penas de prisión para los cinco funcionarios del Ayuntamiento de Jerez
  • La acusación pide que los cinco técnicos sean condenados a la “pena mínima posible” ya que seguían órdenes

La diputada del PP María José García-Pelayo testificó este martes en el juicio que acoge la Audiencia Nacional que no tuvo relación alguna con personas de Gürtel y que siendo alcaldesa de Jerez se limitó a firmar documentos que le pasaban del expediente en el que se contrató a empresas de la trama corrupta para Fitur 2004. Durante su declaración como testigo María José García-Pelayo negó que participara en reuniones o gestiones para la tramitación de los expedientes e insistió en que ella se limitó a firmar los documentos que elaboraban los técnicos y no examinaba los mismos, ya que confiaba en que se realizaban correctamente, pero comprobaba que iban firmados por todas las personas que debían hacerlo.

“A lo más que he llegado de Serrano ha sido a Zara”

En su comparecencia ante el tribunal, que se prolongó casi dos horas, también advirtió que ella no impartió órdenes para el proyecto de Jerez en Fitur sino que dio el visto bueno a lo que le indicó su delegado de Turismo, Bernardo Villar, de un stand propio y de dichas actividades porque a finales de 2003 se le concedió a Jerez un plan de excelencia turística -dotado con 720.000 euros-, y por tanto estaban dentro del margen del mismo y fue beneficioso para el municipio. Aseguró que ni participó en ninguna reunión con personas relacionadas con Gürtel ni con el exjefe de prensa del PP, el fallecido Isidro Cuberos, que según la Fiscalía intermedió entre el Ayuntamiento de Jerez y la trama de empresas de Correa a cambio de una comisión.  

“No estaba en el día a día”, “no he organizado nada con ninguna empresa”, “por supuesto que no participé en la fijación del presupuesto”, “otros leían por mí”, redundó García-Pelayo una y otra vez a las preguntas tanto de la fiscal Anticorrupción como de la acusación popular y los abogados de varios de los procesados. “Yo no he estado nunca en Serrano 40”, la sede de las empresas de Correa, “y lo más que he llegado de Serrano ha sido a Zara”, manifestó. García-Pelayo declaró en todo momento al hilo de lo que argumentó por escrito al tribunal el pasado 10 de julio, cuando acreditó mediante un dossier de prensa que en las fechas en que se le quiere situar en la sede de la empresa Special Events se encontraba en Jerez, por lo que es imposible que estuviera en ninguna reunión en las oficinas de Serrano 40, como había declarado en el juicio el pasado  julio por el considerado número 3 de Gürtel, Álvaro Pérez, El Bigotes, que testificó que García-Pelayo visitó en enero de 2004, siendo alcaldesa de Jerez, la sede de las empresas del entramado.

Isabel Jordán “miente”

De igual manera, durante la sesión añadió a preguntas de uno de los letrados que además, si hubiera querido conocer el diseño del stand elegido para la feria habría acudido al mismo Fitur, donde ya se estaba montando la instalación, pero en ningún caso a la sede de la empresa adjudicataria. También dijo la ex alcaldesa que “es mentira” lo manifestado en el juicio por la acusada Isabel Jordán, quien relató que García-Pelayo y Cuberos visitaron en dos ocasiones la sede de las empresas de Correa y que se reunieron con Pablo Crespo. También aclaró que no delegó su firma ya que, tras veinticinco años de Gobierno municipal del andalucista Pedro Pacheco, el PP se hizo con la Alcaldía tras un pacto de gobierno con el anterior que sólo duró un año y medio ya que no tenía confianza con muchos técnicos que seguían en sus puestos y que eran “pachequistas”.

En este sentido, el abogado Manuel Hortas, que se encarga de la defensa de dos funcionarias del Ayuntamiento, recordó precisamente que en contra de la confianza “ciega” de la que fuera alcaldesa de Jerez en sus dos personas de confianza de su gabinete de Presidencia, la relación con las dos trabajadoras imputadas “era mala” porque también las vinculaba con Pedro Pacheco, lo cual entiende que beneficia a sus clientes “porque deja claro que no eran personal de su confianza para implicarles en operaciones de estas características”, añade, dado que había “cierto recelo” porque cuando accedió al Gobierno local con el pacto con Pedro Pacheco la división era “brutal” y García-Pelayo “no se fiaba de los técnicos” y no firmaba “absolutamente nada” que no pasara por los miembros de su gabinete. “Los firma prácticamente sin mirar si pasaba por estas dos personas”, precisa el letrado.


Recta final del juicio

Hay que recordar que la declaración como testigo de María José García-Pelayo estaba prevista para el pasado lunes pero el tribunal decidió retrasarla para que compareciera con abogado dado que la Fiscalía pretende que Supremo reabra la causa contra ella. También en la sesión la fiscal elevó ayer a definitivas sus conclusiones y mantiene los siete años de prisión para cuatro de los funcionarios del Ayuntamiento de Jerez, y los dos para la quinta  procesada. No obstante, si bien las acusaciones se adhirieron a la petición de la Fiscalía, si pidieron que los cinco funcionarios municipales sean condenados a la pena mínima posible, ya que seguían órdenes. La vista se reanuda hoy con los informes de las partes y el jueves quedará vista para sentencia. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Por aquellos locos maravillosos
chevron_right
Cuenta atrás para las catas previas a las exhumaciones