Actualizado: 09:25 CET
Jueves, 17/10/2019

Jerez

“Las opciones B no nos valen; el centro tiene que estar listo”

La Coordinadora del Nuevo Instituto se reúne a pie de obra con Ustea y CCOO y apremia a la Junta en las obras

  • La coordinadora de padres con los sindicatos de Ustea y CCOO.

El curso 2018/2019 ha superado ya su ecuador y encara ya casi su último trimestre. Eso quiere decir que ya ha comenzado la cuenta atrás para que finalicen las obras del nuevo instituto que se construye en una parcela aledaña al CEIP El Membrillar y el centro de barrio de San José Obrero. Después de dos años de retraso, el compromiso de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía siempre ha sido que el nuevo centro esté abierto para el próximo curso, pero las familias quieren tenerlo todo atado y están pendientes de que el nuevo delegado de Educación de la Junta en Cádiz, Miguel Andreu, les reciba de una vez y les garantice que todo marcha en tiempo y forma. Mientras este encuentro no llega, pues siguen a la espera de que les llamen, la Coordinadora del Nuevo Instituto, a la que pertenece también la Flampa, mantuvo ayer una reunión a pie de obra con los sindicatos de enseñanza Ustea Cádiz y CCOO.

Allí, el jefe de obra les aseguró que después de casi un año -los trabajos comenzaron en mayo- “van bien de tiempo, más rápido de lo que creían” por lo que, en principio, ve “casi seguro” que las obras puedan estar finalizadas en agosto. ¿Qué ocurre?Que teniendo en cuenta que en aulas del CEIP San José Obrero y de prefabricadas hay más de 100 alumnos de 1º y 2º de ESO “acogidos” por la tardanza del proyecto, y que para el curso que viene entran otros 145 más, “ese casi seguro, a nosotros no nos vale.

El 1 de septiembre el profesorado empieza a trabajar y organizar y el alumnado el 15; y todo debe estar listo”, señalan desde la coordinadora. De hecho, advierten que a los padres “opciones B no nos valen. La unica opción es que esté  finalizado el centro”. Por esta razón, y para curarse en salud, instan a la Junta a que ponga en marcha “los medios que sean necesarios porque no se trata de forzar a la constructora” para que los trabajos transcurran a prueba de imprevistos y reclaman celeridad para sentarse con el delegado.  

Hay que recordar que el proyecto, con una inversión de 4 millones, tiene un plazo de ejecución de 18 meses, aunque desde la APAE aseguraron a la coordinadora que podría reducirse a 15 o incluso de 12 meses.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Konecta cierra y deja en la calle a 200 personas
chevron_right
El flamenco y sus acordes en el tiempo, según Santiago Lara