Actualizado: 12:55 CET
Jueves, 20/09/2018

Huelva

Un baño sin fronteras para 100 onubenses con discapacidad

Una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Huelva, Cruz Roja y La Caixa en la que colaboran 30 voluntarios

Un baño sin fronteras.

1

Un baño sin fronteras.

2

Un baño sin fronteras.

3

Un baño sin fronteras.

4

Un baño sin fronteras.

5

Un baño sin fronteras.

6

Un baño sin fronteras.

7

La concejala de Políticas Sociales e Igualdad en el Ayuntamiento de Huelva, Alicia Narciso; el director del Área de Negocio de La Caixa en Huelva, Juan Manuel Llinares, y el presidente de Cruz Roja en Huelva, Juan José Blanco, han inaugurado esta mañana una nueva edición del programa  ‘Un Baño sin Barreras’. Una iniciativa que permitirá que los onubenses con alguna discapacidad puedan disfrutar de la playa y de los baños en el mar durante el verano, gracias al vehículo ‘anfibuggy’ y al uso de material acuático para personas con movilidad reducida.

En total, más de cien onubenses se beneficiarán de un programa que pretende que ningún onubense con discapacidad se quede sin la oportunidad de acudir a la playa en verano y bañarse, algo muy habitual y sencillo para el resto, pero que se hace muy complicado e inaccesible para estas personas.

Para conseguirlo, los organizadores cuentan este año con un equipo de 30 voluntarios de diversas áreas asistenciales, desde técnicos sanitarios a socorristas acuáticos,  pasando por educadores sociales y estudiantes de Ciencias del Trabajo y Pedagogía, hasta conductores de vehículos adaptados, conductores de vehículos de apoyo y voluntariado de acompañamiento, todos ellos perfectamente cualificados e implicados en la tarea de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Según ha explicado Alicia Narciso “este programa es fruto del convenio que la institución municipal mantiene con Cruz Roja y obedecer al trabajo que llevamos a cabo de manera coordinada para fomentar la igualdad de oportunidad entre todos los onubenses y  promover la accesibilidad al cien por cien”. Asimismo, ha informado que los usuarios del mismo son derivados a través de los Servicios Sociales municipales y las entidades que conforman el Consejo de Autonomía Personal.

 

Por su parte, Juan José Blanco ha manifestado que “se trata de la 19 edición de un programa muy querido por los usuarios que de otra forma no podrían bañarse” y ha animado a asociaciones y a particulares a sumarse a esta actividad, de la que se benefician unas 15 personas a diario.

Al respecto, Juan Manuel Llinares ha agradecido a Cruz Roja la labor que realiza, “permitiendo que personas con problemas de accesibilidad puedan llegar a la playa”. Asimismo, ha puesto en evidencia la buena acogida del programa, que este año se prevé suba en un 20 por ciento sus beneficiarios y que además cuenta con una gran demanda de voluntarios para participar en el mismo.

El programa, patrocinado por la Obra Social La Caixa, cuenta con dos vehículos adaptados y dos carpas situadas en el puesto de Socorro de la Cruz Roja en la playa del ‘Caño de la Culata’ en El Portil. En este espacio, durante los meses de julio y agosto, cuatro días a la semana, concretamente de martes a viernes de 10.00 a 14.00 horas,  se ofrece este programa que incluye animación con paseos por la orilla del mar, charlas, talleres, juegos de carta y pelota y otras actividades lúdicas que ayudan a normalizar la vida de estas personas con mayores dificultades en su día a día.

Para hacerlo posible, los voluntarios prestan un servicio integral, que incluye la recogida en su  domicilio o en la sede de las asociaciones, tanto a los usuarios como a sus acompañantes, y el transporte hasta la playa. Una vez allí, les ayudan a bañarse con el uso de la silla ‘anfibuggy’, al tiempo que hacen posible que estas personas puedan pasar una jornada de convivencia y diversión con varios talleres y actividades de ocio y dinamización.

Para poder llevar a cabo esta actividad, el equipo de Cruz Roja recibe una formación exhaustiva a través del curso ‘Ocio y Tiempo Libre en Personas con Movilidad Reducida’, que mediante un completo programa teórico y práctico capacita a los voluntarios y voluntarias para atender a las personas con discapacidad que participan en el programa ‘Un baño sin fronteras’.

El dispositivo atiende a personas de Huelva, Cartaya, y Aljaraque, parte de ellas usuarios y usuarias particulares y, otra parte, pertenecientes a asociaciones como Aspacehu, Aspapronias, Aspandicar, Centro de Mayores de Cartaya y Casa de Acogida.

 

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai