El tiempo en: Andalucía
Sábado 23/01/2021

Córdoba

Aguirre espera que la constructora justifique cese de las obras Materno-Infantil

El cese de las obras, que llevó a cabo la pasada semana, sin autorización ni acuerdo

Publicidad Ai
  • Perspectiva general del Hospital Reina Sofia de Córdoba.

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha dicho este viernes que está a la espera de que la adjudicataria de la construcción del Edificio de Consultas Externas del Hospital Materno-Infantil del complejo Reina Sofía de Córdoba, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Jícar S.A. y Acciona Construcción S.A., justifique debidamente el cese de las obras, que llevó a cabo la pasada semana, sin autorización ni acuerdo.

A este respecto y en declaraciones a los periodistas tras la presentación en Córdoba de Andalucía en Marcha, Aguirre ha explicado que las obras se habían ejecutado hasta ahora "en un dos por ciento" y, tras su paralización, responsables de la Consejería se Salud y Familias han mantenido ya reuniones, "intentando llegar a puntos de consenso", con las empresas que integran la citada UTE y la que se adjudicó el proyecto de construcción del edificio por 7,9 millones de euros.

De hecho, esa es "la cuantificación económica" que tiene la ejecución de la obra y, según ha señalado el consejero, la Junta ha "liberado el dinero para esa cuantificación económica, y cualquier cambio presupuestario dentro del proyecto tiene que estar explicado por parte de la constructora y aceptado por parte de la Consejería".

En este sentido, Jesús Aguirre ha precisado que "estamos en ese ámbito ahora mismo", en el de "que ellos presenten la justificación de esa desviación económica, para nosotros darle el visto bueno o no darle el visto bueno, siempre que la justificación sea la correcta".

LAS DISCREPANCIAS

Según ha informó ya la Junta de Andalucía, la adjudicataria del proyecto paralizó las obras alegando "discrepancias con el proyecto de ejecución del edificio y la forma de llevarlo a cabo, demandando la modificación del documento y el cese de las obras hasta la resolución del desacuerdo".

Sin embargo, tanto la Junta, como la Dirección Facultativa de la obra, defienden que "las modificaciones que propone la empresa, aunque fueran pertinentes, no llevarían aparejadas la paralización de las obras".

En consecuencia y una vez "agotada la vía convencional, conforme a la legislación vigente, para la continuación de los trabajos, el órgano de contratación valora las diferentes opciones posibles que el ordenamiento jurídico prevé ante este incumplimiento", y en este contexto se están produciendo las citadas reuniones entre responsables de Salud y de la UTE adjudicataria de las obras.

EL PROYECTO

La futura infraestructura, cuyas obras comenzaron el pasado noviembre con un plazo de ejecución de 24 meses, permitirá prestar la atención ambulatoria infantil y ginecológica en un nuevo edificio, separado de otros circuitos asistenciales y en espacios mucho más confortables que los actuales, con una superficie total de 10.572 metros cuadrados, de los que 4.686 estarán construidos y 6.755 se quedarán en bruto y tendrá siete niveles (nivel -2, nivel -1, planta baja, primera, segunda, tercera y cuarta).

Cuando esté finalizado y equipado se ocupará la planta baja y la primera, mientras que las plantas segunda y tercera se reservarán para futuras ampliaciones vinculadas siempre a la atención maternal y pediátrica, por lo que esta planificación permitirá crecer e ir adaptando el edificio para dar respuesta a las necesitadas que se vayan produciendo en los próximos años --en estas áreas se ejecutará estructura, cerramiento, ventanas y cubiertas quedando en bruto el interior--.

Contará con 67 consultas pediátricas y ginecológicas y una sala de fisioterapia de unos 80 metros cuadrados. De este modo, ofrecerá 15 consultas más que en la actualidad y, además, se permitirá dar un salto de calidad y confort, dado que todas las consultas aumentarán de tamaño considerablemente y tendrán iluminación y ventilación natural, algo que en las actuales instalaciones no es posible.

El actual Hospital Materno Infantil cuenta con 52 consultas repartidas en diferentes niveles. Una que vez que entre en funcionamiento el nuevo edificio de consultas, la superficie que ahora ocupan estas consultas en el edificio actual (2.690 metros cuadrados) se liberará para otros usos asistenciales.

COMENTARIOS