Quantcast
El tiempo en: Andalucía
25/07/2021

Campo de Gibraltar

Ordóñez responde a la petición de dimisión de la Junta de Personal

El edil de Seguridad Ciudadana encuentra el respaldo del alcalde sanroqueño

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juan Manuel Ordóñez, durante la rueda de prensa, junto al alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix

El teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, ha rechazado hoy, miércoles, que vaya a presentar la dimisión de su cargo, y ha reiterado su compromiso de culminar el proyecto de una Policía Local más cercana a los sanroqueños.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha mostrado su respaldo al concejal, y ha asegurado que “los derechos de los trabajadores no van a ser pisoteados, pero sí se acabaron los privilegios de algunos agentes”, a los que acusó de “corporativismo”.

Diversos medios de comunicación comarcales han publicado hoy una nota de prensa supuestamente remitida por la Junta de Personal del Ayuntamiento de San Roque, en la que se pide la dimisión de Ordóñez. En el comunicado se acusa al edil de no cumplir con un acuerdo verbal al que presuntamente llegó con los sindicatos para garantizar la cobertura de la Policía Local durante el pasado fin de semana de Carnaval en San Roque Casco.


En rueda de prensa, tanto el alcalde como el responsable de Seguridad Ciudadana pusieron en duda la procedencia de dicha nota, ya que habían pedido explicaciones a varios miembros de la Junta de Personal y éstos les habían negado que hubieran sido citados a ninguna reunión para tratar este asunto, y mucho menos que hubieran aprobado el envío del citado comunicado. Ambos señalaron la posibilidad de que “como buen número de los componentes de la Junta de Personal son policías, ellos solos se han reunido y han preparado esta nota de prensa”.

Juan Manuel Ordóñez recordó que “a fecha de hoy, la Junta de Personal no se ha dirigido hacia mi persona ni de forma verbal ni escrita” para pedir su dimisión, y añadió que “no dimitiré nunca de las delegaciones que ostento hasta que me lo pida mi partido, el equipo de gobierno, el alcalde o los ciudadanos en las urnas democráticamente”. De hecho, apuntó que si sigue de concejal gobernante el próximo mandato desea “continuar con la Delegación de Seguridad Ciudadana para culminar con el proyecto de una Policía de Cercanía”.

También dijo que, a pesar de las “muchas presiones, amenazas, titulares periodísticos falsos e impedimentos en mi labor diaria”, su compromiso es el de “no permitir la situación, estructura y la no fiscalización por parte del Ayuntamiento que había anteriormente en esta delegación”.

En este sentido, recordó los anteriores turnos de trabajo: “6x6 (seis días trabajando y seis de descanso) del Grupo de Seguridad Ciudadana y de 2x3 en Atestados, así como turnos de mañana de lunes a viernes y percibiendo un concepto sin ejecutar y ninguno de ellos recogidos en la RPT, y sin tener una sección de Tráfico cuando ésta es la competencia principal de la Policía Local”, explicó.

Frente a esta estructura, “actualmente se ejecuta un 6x4 en Seguridad Ciudadana, aumentando el número de servicios de agentes en nuestras calles como lógica matemática. Y con un turno de movilidad programada para las demás secciones que cumple exhaustivamente con la Ley y sus conceptos retribuidos, a la vez que permite la modificación en el cuadrante en casos puntuales previstos e imprevistos”, dijo el edil.

En cuanto a las disponibilidades, “se ha pasado -argumentó Ordóñez- de 1.132 sin fiscalizar a un precio de 292 cada una, a 530 disponibilidades completamente fiscalizadas y requeridas por la escala de mando de esta delegación, de manera que se cubren cada uno de los actos importantes en los que hay aglomeraciones de personas, como se ha comprobado a lo largo de 2012”.

El teniente de alcalde finalizó indicando que “las presiones personales hacia mi persona y en el ámbito vecinal que me rodea en este último año han sido numerosas, evidentes y certificadas.

Pero no van a conseguir modificar un proyecto beneficioso y encaminado hacia el pueblo y de tal importancia como es la cercanía y la seguridad de los ciudadanos”.

Por su parte, el alcalde ratificó su apoyo a Ordóñez y recordó que recientemente demostró su confianza en el edil al confiarle nuevas competencias, como la de Presidencia. “Este barco va a llegar junto a junio de 2015”, aseguró Ruiz Boix.

Reconoció que, junto a la de Personal, la Delegación de Seguridad Ciudadana “es de las más difíciles”, sobre todo en un municipio tan complejo como el de San Roque. “Con cuatro o cinco parejas de policías en cada turno, no se puede llegar a estar al mismo tiempo en los diez núcleos de población, como requieren los ciudadanos”.

A ello se suma “que te tienes que enfrentar a una herencia recibida, al existir un grupo muy estructurado de policías con prácticas de corporativismo”, los cuales “no van aplaudir que les recortemos los privilegios”.

Entre los mismos citó el de “cobrar por 14 disponibilidades al año y realizar doce, aunque en algunos casos no se superaban ni las siete realizadas, lo que podría suponer cobros indebidos”.

“El año pasado -recordó el alcalde- se firmaron unos acuerdos para que el número de servicios de este tipo a ejecutar durante 2012 fuera de nueve y se dispuso que no pudieran disfrutarse durante las fiestas navideñas”. Con ocasión de Fin de Año, “se detectó una epidemia de bajas” entre los agentes, de manera que “de diez no vinieron cuatro. Este Ayuntamiento tiene la necesidad de contar con policías suficientes en las seis fechas claves: Reyes, carnavales, Semana Santa, Romería de San Roque, ferias y Navidades”, sostuvo Ruiz Boix.

Por eso, desde el Equipo de Gobierno se pretende cambiar el acuerdo inicial para incluir entre las nueve disponibilidades las de las fechas navideñas. Pero los cambios, advirtió el primer edil, se harán sin modificar dos cuestiones básicas: la realización de 37 horas y media semanales fijadas en la legislación y que las disponibilidades de Carnaval se incluyan en las nueve fijadas para 2013.

Ante la posibilidad de que durante la Semana Santa pueda haber problemas de cobertura del servicio, Ruiz Boix dijo que no se descartaba echar mano de “seguridad independiente o de contar con apoyo de agentes de otros municipios del Campo de Gibraltar”. También exigió “que los ciudadanos no sean rehenes de este debate entre el Equipo de Gobierno y los sindicatos de la Policía Local, porque está comprobado que cada vez que existen este tipo de problemas se incrementa de manera alarmante el número de denuncias. Que sepan los sanroqueños que no hay orden del alcalde para ello”.

El alcalde hizo un llamamiento al diálogo a los representantes sindicales y explicó que “por convicción e ideología, no voy a permitir que los derechos de los trabajadores sean pisoteados. Pero sí deben entender que se acabaron los privilegios de algunos agentes de la Policía Local”.

COMENTARIOS