Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 09/12/2022  

Campo de Gibraltar

Verdemar alerta de obras de Red Eléctrica en San Roque, en la subestación de Pinar del Rey

El grupo ecologista cuestiona si la empresa ha comenzado los trabajos de conexión por el Estrecho. REE sostiene que dicha subestación no está ligada a ese plan

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Movimientos en la subestación de Pinar del Rey.

Movimientos en la subestación de Pinar del Rey.

Verdemar Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar ha alertado de movimientos de tierra en la subestación del Pinar del Rey, en San Roque, que tiene la intención de denunciar, al igual que la construcción de nuevas instalaciones en dicha subestación por parte de Red Eléctrica de España (REE).

El colectivo ecologista anuncia ha dirigido una pregunta pública a la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, sobre si han empezado las obras de la conexión eléctrica hasta Ceuta.

Por su parte, Red Eléctrica se ha limitado a señalar que la subestación del Pinar del Rey no está ligada al proyecto de conexión a través del Estrecho.

Para los ecologistas, REE “se ha caracterizado por engañar al Campo de Gibraltar desde que instaló el primer cable de interconexión eléctrica desde Tarifa a Marruecos”, donde ahora “pretenden instalar un tercer cable”.

“Por este cable España importó desde Marruecos 1.053 GWh en 2019. Esto está sucediendo desde que se puso en marcha la Central Térmica de Carbón de Safi (Marruecos), de 1,4 Gw de potencia”, añaden. 

Según indica la entidad ecologista, “los dos cables submarinos de interconexión ya existentes entre España y Marruecos por el Estrecho de Gibraltar servían de manera casi exclusiva para exportar los excedentes de electricidad renovable del sur de España a Marruecos (2017: 5.690 GWh, 2018: 3.515 GWh), ahora sirve para importar energía eléctrica procedente de la nuevas Centrales Térmicas de Carbón de Jarada, de 350 MW, de Safi, de 1.400 MW”.

Para Verdemar Ecologistas en Acción, las importaciones de electricidad desde Marruecos “se deben a que el coste de generación con carbón en Marruecos es artificialmente bajo, porque no paga el coste real de la fuerte contaminación, en particular de CO2 y que la electricidad importada desde Marruecos no está sujeta al sistema europeo de Derechos de Emisión de CO2 (ETS), lo que constituye una competencia desleal. Por otra parte, esa conexiones no están bien diseñadas, las roturas de esta interconexión eléctrica entre España y Marruecos, la cual está constituida por dos líneas de 400KV, denominadas ESMA1 y 2, han provocado continuos vertidos en el Estrecho.  Estas líneas están compuestas por 7 cables (3x2 de interconexión y uno de reserva) refrigerados con fluido de aislamiento tipo PETRELAB 550, desde la estación de Tarifa a la estación terminal de Fardioua (Marruecos)”.

“Nunca se evaluó el impacto del cable de Tarifa, se optó por repartir dinero para proyectos sin relevancia, por no decir otra cosa. Estos enlaces son innecesarios para lograr los objetivos climáticos”, sostienen.

Por eso, explican, “nos oponemos  a la red de transporte de energía eléctrica en España , al carácter singular de la interconexión eléctrica del nuevo enlace submarino de transporte de energía eléctrica de 132 kV doble circuito, «Península-Ceuta», solicitado por Red Eléctrica de España S.A.U., entre las subestaciones eléctricas Puente Mayorga, en San Roque, y Virgen de África, en Ceuta”.

“La ciudad autónoma de Ceuta puede abastecerse con energías limpias sin necesidad de esta infraestructura. Sin embargo, San Roque se lleva la peor parte del proyecto, ya que no verá ningún beneficio del mismo y sí una pérdida de territorio, un impacto grave durante la fase de construcción, un riego ambiental posterior por rotura del cable, etc. como viene sucediendo en la interconexión de Marruecos con Tarifa”, indica Verdemar.

Para los ecologistas, “estas infraestructuras van a colapsar aún más a esta ciudad y al Campo de Gibraltar, aumentando las redes de comunicación eléctrica de alta tensión, tejiendo aún más esa tela de araña en la que estamos inmersos”.

En la subestación del Pinar del Rey, en el Parque Natural Los Alcornocales, dentro del término municipal de San Roque, “los cables de alta tensión de diferentes voltajes que a ella llegan y salen, están generando un impacto visual (tela de araña) , ruido y contaminación electromagnética que están provocando una presión contaminante en los ciudadanos del Campo de Gibraltar”, señalan.

“En el entorno de la subestación y en las salidas de torres de alta tensión se desarrollan otras actividades agrarias, forestales, turísticas, recreativas,… implican un valor en la actividad económica de la zona, y se verían perjudicadas por la contaminación electromagnética de la subestación y los tendidos eléctricos sin control”, sostienen.

“No queremos limosnas de la REE  y si no es rentable por qué se insiste en llevar a cabo este proyecto.  Animamos a los vecinos de San Roque y del Campo de Gibraltar a que apoyen las protestas, Puente Mayorga no se puede quedar solo”, concluyen los ecologistas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN