Actualizado: 01:59 CET
Lunes, 26/10/2020

Cádiz

El lado más personal de Álvaro Cervera

El técnico reconoce que tras el ascenso a Primera División “sentí liberación, satisfacción personal y realización personal”

  • Álvaro Cervera

Álvaro Cervera es algo más que el entrenador del Cádiz CF. Es un técnico con el que los aficionados se sienten identificados, creen en él, los respetan, lo quieren, ha marcado un antes y un después en la historia del club.

Llegó en el año 2016 a falta de cuatro partidos para el final de la liga regular en Segunda B. Ante todo pronóstico, el conjunto cadista lograba el ascenso a Segunda División y ahora, el equipo ha ganado su primer encuentro en Primera División tras imponerse el pasado domingo a la SD Huesca en El Alcoraz.

No es habitual que los entrenadores saquen a la luz su lado más personal. Sin embargo, en esta ocasión Cervera ha escrito una carta en la web ‘The Coaches Voice’ en la que repasa su trayectoria como técnico cadista y la importancia de la expresión ‘La lucha no se negocia’.

Afirma que dicha frase tuvo su origen “varios años atrás. Fue en una concentración del equipo durante mi segunda temporada.. Ahí uno de los jugadores se escapó, y al día siguiente la rueda de prensa giró en torno a ese suceso”.

“En una de las preguntas respondí que no entendía la razón de ese comportamiento (...) Yo he sido futbolista y sé que hay cosas que no se logran desde la imposición”, y agregaba que “Pero “la lucha no se negocia”, apostillé”.

Para el técnico, esa frase “También valía para la vida. Hay que superar las adversidades que encuentras en el día a día”.

Apunta que desde su llegada “este equipo no ha parado de ir para arriba”. Compara los dos ascensos, el de Segunda y el de Primera, ya que el del año 2016 “tuvimos la suerte de ascender a Segunda”, mientras que tras el logrado hace unos meses “sentí liberación, satisfacción personal y realización personal”.

Reconoce que la idea de ver todos en El Rosal el choque entre Real Zaragoza y Real Oviedo “no tenía mucho sentido” y destaca que fue “un momento muy bonito”.

Por último cuenta que un día yendo a casa de su segundo, Roberto Perera, vio que en una casa había escrito en la fachada ‘La lucha no se negocia’, y que le prometió a sus hijos que en caso de lograr el ascenso a Primera irían a dicha casa, llamarían a la puerta “y veríamos que pasaba”.

El Cádiz CF subió, Cervera cumplió su promesa y ahora entrena en Primera División.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un proyecto conjunto de Cajasol y la Caixa actuará en viviendas de La Viña
chevron_right
La violencia machista entre menores se dispara en la provincia de Cádiz