Actualizado: 13:40 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Antequera

Mollina acoge el 'I Encuentro de las Brigadas de Investigación de Veneno'

A lo largo del encuentro, se ha realizado una exposición, análisis y revisión de la labor realizada en la última década de las brigadas que operan en las diferentes provincias.


El director general de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Javier Madrid, ha subrayado la importancia de contar con una visión integral y multifuncional de todos los implicados en la lucha contra el veneno para reforzar la posición de liderazgo de la Comunidad autónoma en relación a esta cuestión, tanto a nivel estatal como europeo. Así lo ha indicado Madrid en el transcurso del I Encuentro de las Brigadas de Investigación de Veneno (BIVE), que se celebran en Mollina, una jornada en la que han participado más de 150 profesionales entre agentes de medio ambiente, técnicos del territorio, personal del Centro Andaluz de Diagnóstico, de la Unidad Canina y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya).

A lo largo del encuentro, se ha realizado una exposición, análisis y revisión de la labor realizada en la última década de las brigadas que operan en las diferentes provincias para reforzar todas las herramientas y mecanismos puestas al servicio de la lucha contra el uso de los cebos envenenados en el medio natural. Dicha tarea que se ha venido desarrollando a través de la Estrategia Andaluza de Lucha contra el Veneno. Estas acciones, además, han propiciado la reducción del uso de estos cebos en Andalucía en un 70% en los últimos años.

Desde la creación de las BIVE, se han realizado unas 3000 inspecciones con la Unidad Canina Especializada en la detección de los mismos, de las cuales 2000 han sido preventivas y 1000 urgentes. Este trabajo, unido a las inspecciones técnico oculares desarrolladas en fincas localizadas por toda Andalucía, ha supuesto el decomiso de miles de artes ilegales entre las que se encuentran lazos, cepos, jaulas trampas y tóxicos empleados para el envenenamiento intencionado de la fauna.

En las jornadas también se han tratado los avances en los procedimientos administrativos y penales, al igual que las bases de datos sobre uso de venenos, que han mejorado notablemente, tanto en forma como en contenido. También se ha progresado en el registro de los diferentes casos, que se documentan a través de informes y atestados elaborados por las brigadas, en donde se detallan con precisión todos los hechos acontecidos, lo que facilita la optimización del expediente administrativo o judicial.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los jóvenes que no estudien o no trabajen podrán acceder a un empleo o a formación con el Sistema de Garantía Juvenil
chevron_right
Adif concluye tablero del viaducto sobre el Guadalhorce en el tramo Antequera – Peña de los Enamorados