Actualizado: 00:31 CET
Martes, 15/10/2019

Barbate

El encanto de ‘La Traíña’ de Zahora

El restaurante dirigido por Antonio Barrientos y Alejandro Montero, da la bienvenida a la temporada estival

  • Restaurante 'La Traíña' de Zahora.
  • En su carta, pescados frescos, atún rojo de almadraba, guisos tradicionales, arroces, carnes y postres caseros
  • Dos generaciones confluyen a la hora de ofrecer a sus comensales una atractiva carta
  • Su filosofía: “Una materia prima de calidad, un lugar acogedor y un trato amable y profesional”

Zahora esconde rincones maravillosos para disfrutar del sol, el mar, la naturaleza, la tranquilidad y la gastronomía más típica de la zona. Lugares con encanto como el Restaurante ‘La Traíña’, que emerge del espíritu emprendedor de una familia barbateña, cuya vida ligada al mar, pone al servicio de turistas y foráneos todo su conocimiento y potencial gastronómico con el pescado fresco como especialidad.

“Nuestra máxima es satisfacer a todo tipo de comensal, desde el que busca un buen pescado fresco al carbón, al que prefiere una cocina innovadora”

Entre el verde de plantas y jardines y una exquisita decoración en blanco y madera, este agradable establecimiento fundado en 2011 por Ramón Barrientos y bautizado con el nombre de ‘La Traíña’ en honor a la trayectoria y herencia marinera familiar, da la bienvenida a la temporada estival en Zahora –hasta el próximo puente de octubre- con una filosofía sencilla y efectiva basada en “una materia prima de calidad, un lugar acogedor y un trato amable y profesional”, tal y como explica Antonio Barrientos, hermano del fundador de ‘La Traíña’ que, junto a su primo Alejandro Montero, y contando con el apoyo familiar de su madre y su tía y un gran equipo de profesionales, dirigen desde hace dos años este emblemático restaurante en una de las zonas de mayor afluencia turística de la costa gaditana. 

En ‘La Traíña’, dos generaciones confluyen a la hora de ofrecer a sus comensales una carta de lo más atractiva. Por un lado, la cocina tradicional y de fogones, a cargo de Pepi Montero Gil, profesional de dilatada trayectoria por toda la geografía española; y, por otro, la cocina de vanguardia de Alejandro, que ha heredado de su madre la pasión y destreza por el arte de la restauración, ampliando sus conocimientos con las innovadoras y emergentes técnicas culinarias. Y es que todo, absolutamente todo, desde las salsas, aliños, cremas y fumets, a las croquetas y sus afamadas tortillas de camarones, se elaboran de forma casera.

“Nuestra máxima es satisfacer a todo tipo de comensal, desde que viene buscando un buen pescado fresco al carbón -a vista en su vitrina (salmonetes, corvina, caballas, sardinas…)-; como al que busca una cocina innovadora de elaboraciones y sabores sorprendentes; sin olvidar el atún rojo de almadraba de Gadira, en guisos tradicionales, a la plancha o en crudo (tartar, tataki, sashimi…)”, explica Antonio Barrientos, quien se encarga directamente de asesorar a cada cliente según sus preferencias. “En carnes”, continúa Barrientos, “las de Paco Melero de Vejer, calidad garantizada”. Y, para finalizar, postres de elaboración casera como la  mouse de chocolate con reducción de legendario con menta y plátano frito con canela y azúcar moreno; o helado artesano de albahaca y piñones.

Sugerencias

Algunas sugerencias de la casa: Pescado fresco al carbón, arroces, atún rojo de almadraba en todas sus vertientes, unos boquerones en tempura con salsa agridulce, las almejas a la marinera especialidad de la casa. Y de postre ‘La Breña’ una mouse de piñones con romero y enebro. ¡Buen provecho!


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Las salpas, las extrañas criaturas que llenan las playas de Málaga
chevron_right
Los seis presidentes de Diputación del PSOE repetirán en el cargo