Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 18/09/2021

El precio del pescado se une a los problemas del cerco

Manuel Robles, patrón de barco afectado: "se ha llegado a vender una caja de boquerones a 2,5 euros"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los armadores y los marineros que regresan a Bonanza cada día muestra su preocupación
Los 16 armadores y pescadores del cerco del puerto Bonanza siguen pendientes de conocer su futuro. No pueden faenar en la zona de Matalascañas, como tampoco ahora en la de Punta Umbría por falta de especies. Así lo comunicó ayer este periódico uno de los patrones de los barcos afectados, Manuel Robles. Esta situación afecta a unos 150 marineros, que encontraron el apoyo de la alcaldesa de la ciudad, Irene García. Hay que recordar que los armadores del puerto pesquero de Bonanza mantuvieron durante unos días un encierro en el Palacio Municipal y que la máxima autoridad municipal se llegó a desplazar con los afectados a Sevilla para para mantener un reunió con la consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera. En esta cita también estuvieron presentes el primer teniente de alcaldesa, Víctor Mora, y el delegado municipal de pesca, Rafael Louzao.


LA FAENA, EN MAR ABIERTO

Manuel Robles manifestó que “salimos a faenar en mar abierto a las cuatro de la mañana y a las dos de la tarde tenemos que hacer acto de presencia en el puerto pesquero de Bonanza”.
Muestra su preocupación porque “el precio del pescado ha bajado mucho. Además, la captura del boquerón es diferente de noche a cuando se hace de día. El tope de cajas que podemos coger es 400 y el otro día se llegó a vender cada una a 2,5 euros. Mantenemos que otros puertos pesqueros siguen teniendo ventajas para faenar en comparación a nosotros”. Hace constar, igualmente, que “nosotros no podemos ir a faenar cerca de Marruecos porque mi barco, por ejemplo, sólo mide 13 metros y los de Barbate son de 30”.

Añade que “hay que ser conscientes de que los marineros se juegan todos los días la vida para ganarse el sueldo y mantener así a sus familias. Muchas veces, con lo capturado no hay ni para eso”. También resalta que “lo más seguro es que tendremos otra reunión con los pescadores de Sanlúcar porque también estaremos pendientes a ver que es lo que nos dice la alcaldesa, Irene García”. Hay que recordar que los armadores del puerto pesquero de Sanlúcar decidieron poner el punto y final al encierro que mantuvieron en el Palacio Municipal a la espera que encontrar una solución al problema que se había creado.

Manuel Robles dijo en su día que “la reunión que mantuvimos en Sevilla fue positiva y negativa, aunque estar allí ya fue positivo. Desde el día 21 de febrero estamos buscando una solución y nos dijeron que recibiríamos una contestación entre 10 y 15 días, aunque espero que sea en el menor tiempo posible”.
También agradeció el interés que “ha puesto la alcaldesa, que ni siquiera pudo almorzar cuando nos acompañó hasta Sevilla para buscar una solución a este problema. Los armadores y los marineros sabíamos que había que dar este paso adelante”.

Hay que recordar que los marineros concentrados durante varios días en el Palacio Municipal resaltaron entonces que “salimos a faenar a la barra de Huelva a las cuatro de la mañana y entre que llegamos allí y regresamos a Sanlúcar sólo disponemos de dos horas para hacer el trabajo, con lo que estamos en peores condiciones que otros puertos. Este problema afecta a toda la flota de Sanlúcar porque con el tiempo justo para llegar a puerto estamos expuestos a que la Guardia Civil nos sanciones. Las capturas del boquerón y de otras especies no nos salen rentables”.
Resaltaron que “esperamos encontrar una solución porque el pescado forma parte del turismo de Sanlúcar y estamos hablando de muchas familias a las que hay que mantener. La flota es nueva y esta situación puede afectar a muchos trabajos indirectos”. Añadieron que el día 1 de junio iban a disponer del permiso para faenar más cerca de Sanlúcar.

COMENTARIOS