Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Alcalá la Real

Retirado el refrán machista del concurso organizado por el área municipal de Aldeas

El concejal del área, Ángel Montoro pide “disculpas”, si bien considera que “se ha sacado de contexto” al ser un “dicho tradicional”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ángel Montoro, concejal de Aldeas, en un acto de Ciudadanos.

El concejal de Aldeas de Alcalá la Real, Ángel Montoro (Cs), ha pedido disculpas por el refrán machista del concurso organizado en las redes sociales por la Concejalía y que ha levantado el rechazo entre asociaciones de mujeres y formaciones políticas, entre ellas la del Partido Popular, socio de gobierno de Cs en el Consistorio alcalaíno.

Para Montoro, el polémico refrán de 'quien se casa con mujer mureña tiene mujer pa la casa y borrico pa la leña', referido a las mujeres de la aldea alcalaína de Mures, "se ha sacado fuera de contexto" ya que se trata de un dicho "tradicional", "de una época pasada", con el que se persigue "poner en valor y dar la virtud de la capacidad de trabajo" de las mujeres de esta aldea.

De hecho, en declaraciones a Europa Press ha indicado que fue una mujer la que presentó el refrán a este concurso organizado por el Área de Aldeas del Ayuntamiento de Alcalá la Real y al que se han presentado "más de 600 refranes". Montoro ha insistido en que no entiende la polémica generada puesto que ha sido "un jurado completamente independiente al Ayuntamiento" el que ha hecho la selección.

No obstante, Montoro ha reconocido "el error" y ha reiterado las disculpas "si cualquier persona se ha podido sentir ofendida" y de hecho ha apuntado que el refrán objeto de la polémica ya ha sido retirado "completamente" del concurso y sustituido por otro que dice que 'Cuando los cerros llevan montera, llueve quiera Dios o no quiera".

El concejal confía así en que amaine el temporal sobre un concurso que acabará con la entrega de un trofeo y la impresión del refrán ganador para la persona que lo haya propuesto, una iniciativa de la que todavía no se explica cómo ha podido convertirse en el centro de la polémica y es que, a pesar de todo, Montoro, sigue defendiendo que se trataba de un refrán "tradicional, con el que no se pretende denigrar a nadie".

 

TE RECOMENDAMOS