Actualizado: 20:05 CET
Lunes, 24/02/2020

Torremolinos

Guille Márquez, la juventud de La Veneno en la serie de Los Javis

El joven actor de Torremolinos interpretará a la artista cuando aún era Joselito en la producción que verá la luz el próximo mes de marzo

  • Guille Márquez es de Torremolinos e interpreta a Joselito, la infancia de la icónica La Veneno.
  • s su primera serie, pero tiene claro desde siempre que se quiere dedicar a la interpretación
  • Producida para ATRESPlayer Premium, será la biografía de uno de los iconos LGTBI más importantes del país

Cuando en 2007 Cristina Ortiz, La Veneno, estaba cerca de publicar un libro con sus memorias, Guille estaba llegando al mundo. Ella ya había pasado por una infancia tormentosa en Adra (Almería); él, como se dice, acababa de salir del cascarón. Ahora, y gracias a los famosos directores Los Javis, Guillermo Márquez Novillo, natural de Torremolinos, interpretará la infancia de La Veneno cuando aún era Joselito.

Con la espontaneidad y las ganas de un niño de 12 años, el joven actor afirma sentirse muy contento por su primer papel en esta serie, que narra la vida de uno de los iconos LGTBI y símbolo de la transexualidad más importantes del país. “Siempre he tenido claro que quiero ser actor, aunque también me gusta la cocina”, afirma en una entrevista a Viva Málaga. Hasta ahora, su único contacto con el mundo de la interpretación había sido una pequeña obra en clase de Religión.

Casualidad y confusión

La casualidad hizo que Guille llegara al casting en Málaga, donde destacó por encima de cientos de otros niños que aspiraban al mismo papel. Tras esto, llegó una prueba individual con los directores en la que se decantaron por él. “Es gracioso porque al principio, no sabíamos de qué iba la serie; creíamos que era para interpretar a Joselito el cantante”, comenta entre risas. Ahí comenzó una aventura que le ha llevado a rodar en San José (Almería) durante cuatro días y en Madrid, donde tendrá que volver en marzo para completar algunas escenas más. Aunque admite que no conocía a La Veneno, tras esta experiencia dice que “ahora lo entiendo todo mejor”.

“Me ha encantado conocer lo que hay detrás de las cámaras, lo que no se ve en la pantalla. Además, Los Javis y todos, desde la producción a vestuario, han sido majísimos conmigo”, explica.

Empujón de autoestima

Estas semanas de rodaje podrían haberle pasado factura en el instituto, pero lejos de lo que parece, se han convertido en un estímulo para él. “No es mal estudiante, pero le cuesta mucho ponerse. Igual que esto de actuar le sale solo, lo de estudiar no tanto... Lo que sí estamos viendo es que este asunto le ha venido bastante bien porque se ha puesto las pilas”, afirma Fernando, el padre de este pequeño artista.

En el IES Litoral de Málaga, donde cursa 1º de la ESO, sus compañeros están encantados. “¡Mis amigos me dicen que es muy guay, que voy a ser famoso”, dice emocionado. Sin embargo, según cuenta Fernando, “ha intervenido el Defensor del Menor, porque en estos asuntos es lo más normal. Lo primero son los estudios, lo otro ya se verá”.

Disponible desde marzo

‘Veneno’ se estrenará el próximo mes de marzo en la plataforma ATRESPlayer Premium, con ocho capítulos de 50 minutos de duración. En cuanto al reparto, Isabel Torres, Daniela Santiago y Jedet, interpretarán a La Veneno en distintas épocas de su vida.

La serie se adentra en la vida de la vedette transgénero y artista que vivió una adolescencia difícil cuando descubrió su verdadera identidad. Decidió marcharse de allí para llegar a Torremolinos, cuando hizo primer show de transformismo. Más tarde, se asentó en Madrid donde pasó el resto de su vida hasta su muerte en el año 2016.

Javier Calvo y Javier Ambrossi son los creadores de éxitos como el musical, y después película, ‘La Llamada’ o la serie ‘Paquita Salas’, que fue comprada y ahora emitida por Netflix.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta anuncia avances en las sedes judiciales de la Costa del Sol
chevron_right
El Ayuntamiento, obligado a devolver 300.000 euros