Actualizado: 11:29 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

El juez excluye de asesinato a una acusada del crimen de Dos Hermanas

La procesada, M.M.O, acabará siendo enjuiciada sólo por un delito de secuestro según el veredicto entregado este lunes al jurado popular

  • Ricardo G. H. conocido como "El Pollino"

El magistrado-presidente del Tribunal del Jurado que está juzgando las muertes de una mujer, su hija de seis años y un hombre en Dos Hermanas (Sevilla) ha excluido del objeto de veredicto la participación de una acusada en los asesinatos, por lo que acabará siendo enjuiciada sólo por un delito de secuestro.

La procesada es M. M. O., para quien la Fiscalía de Sevilla solicita diecinueve años de cárcel, dieciséis como cómplice del asesinato del hombre, conocido como el Turco, y tres como cómplice de su detención ilegal, al considerar que ella medió entre otros dos encausados, el Pollino y el Tapita, para que este último, monitor de boxeo, secuestrase y llegado el caso matase a la víctima masculina.

Las tres acusaciones particulares ejercidas por distintos familiares de las víctimas, por su parte, la señalaban como coautora de los tres asesinatos y reclamaban tres penas de prisión permanente revisable para ella.


En el objeto de veredicto que ha entregado este lunes al jurado, el juez ha eliminado las preguntas sobre su presunta coautoría o complicidad en los asesinatos al advertir que durante el juicio, que quedó visto para veredicto el pasado 7 de julio, no han constado indicios de su participación en ese delito concreto, según han informado fuentes del caso a Efe.

El abogado de la procesada, Diego Silva, ha expresado su satisfacción tras conocer la decisión del presidente y ha recordado que su cliente empezó el juicio enfrentándose a varias penas de prisión permanente.

Ahora, en cambio, el jurado popular sólo tendrá que decidir si hay pruebas de que M.M.O. fue cómplice del secuestro del Turco, de modo que si emite un veredicto de culpabilidad contra ella lo será por un delito de detención ilegal, que está castigado con tres o cuatro años de cárcel, si bien ella ya lleva uno en prisión preventiva por estos hechos.

El Ministerio Público y el resto de acusaciones, por su parte, han mostrado su oposición al objeto de veredicto y han anunciado que presentarán un recurso.

El magistrado también ha dado otro giro al caso contra la madre del Pollino, para quien las acusaciones particulares pedían la prisión permanente revisable por los asesinatos, y ha limitado las preguntas sobre ella a los tres delitos de encubrimiento de los que ya la acusaba la Fiscalía, que solicita un total de siete años y medio de reclusión.

El jurado popular delibera desde este lunes sobre la culpabilidad o inocencia de los siete acusados de matar a las víctimas, a las que dispararon con un revólver y enterraron en una fosa séptica situada en una casa propiedad del Pollino y su mujer que luego fue rellenada con hormigón, mortero y ferralla.

Por estos hechos, ocurridos el 16 de septiembre de 2017 en el número 168 de la calle Cerro Blanco, la Fiscalía pide nueve condenas de prisión permanente revisable, tres por cada muerte para el Pollino, su esposa y su padre, y 84 años de cárcel, 28 por cada asesinato, para el Tapita y un amigo suyo apodado Quino. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Policía detiene in fraganti al ladrón de Ciudad Jardín
chevron_right
Sevilla sigue esquivando los brotes de Covid y mantiene sus datos