Actualizado: 19:53 CET
Sábado, 28/03/2020

Sevilla

Aznalcóllar despide a su vecina asesinada a tiros por su pareja

El pueblo "se ha volcado" para rendir un homenaje a la última víctima de la violencia machista, que deja tres hijos, uno de ellos de tan sólo cuatro años

  • La última víctima de violencia machista.

El cementerio de Aznalcóllar (Sevilla) ha acogido este jueves por la tarde el entierro de la mujer de 43 años asesinada por su esposo de 51 años el pasado martes por la noche en la vivienda familiar que compartían en la calle Pedro Gómez del Castillo de dicho municipio, un crimen tras el cual el autor del mismo se suicidó con la misma escopeta con la que había disparado contra su mujer.

El alcalde de Aznalcóllar, Juan José Fernández, ha explicado a Europa Press que "el pueblo entero se ha volcado" para asistir al sepelio, al que han acudido también personas de "otros municipios", después de que ya este pasado miércoles por la tarde se celebrase ante el Ayuntamiento una multitudinaria concentración de condena al citado crimen y a la violencia de género.

Al entierro, además, habrían acudido tanto los miembros de la familia de la víctima, con dos hijas de 15 y 20 años de edad y un hijo de cuatro, como miembros de la familia de su esposo y autor de su muerte, cuyo entierro se habría celebrado unas horas antes también en el cementerio de la localidad.

Desde el Ayuntamiento fueron declarados dos días de luto, en los que las banderas ondean a media asta, y se han suspendido las actividades convocadas por el Día de Andalucía en ambas jornadas.

La víctima mortal del crimen, según las instituciones, no había presentado denuncias previas ni solicitado orden de alejamiento y tampoco era usuaria del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Las administraciones recuerdan a la última asesinada en Aznalcóllar
chevron_right
El Consistorio recuerda al PP que está desbloqueando proyectos en Bami