Actualizado: 16:53 CET
Domingo, 29/03/2020

Sevilla

El Banco de España puede ya arreglar sus fachadas

La Gerencia de Urbanismo otorga licencia de obras, que empezarán de manera inmediata y que prevén también un cambio de la iluminación exterior

  • Fachada del Banco de España, en la Plaza de San Francisco.
  • La intervención costará 680.000 euros y durará ocho meses
  • Se fijará la piedra para "disipar" los riesgos de desprendimientos

El Banco de España podrá empezar de manera inmediata las obras de restauración de las fachadas del edificio de la Plaza de San Francisco una vez que la Gerencia de Urbanismo aprobó ayer la licencia necesaria para ello.

El proyecto de intervención, que también recoge la renovación completa de la iluminación exterior del inmueble, costará 680.000 euros y cuenta con un plazo de ocho meses para su ejecución, informaron ayer fuentes municipales.

La Comisión de Patrimonio del pasado 18 de diciembre ya aprobó por unanimidad estos trabajos previstos por el Banco de España al entender que “no suponen alteración de los elementos a proteger del edificio catalogado ni del conjunto histórico de Sevilla, ni produce afección significativa a los valores de los BIC de cuyos entornos forma parte”, que no son otros que el de la Catedral y el del Ayuntamiento de Sevilla.

El edificio de la Plaza de San Francisco fue construido entre los años 1925 y 1928 por el arquitecto Antonio Illanes del Río y está catalogado con nivel C, lo que equivale a gozar de protección parcial en grado 1.

Las fachadas en las que se intervendrá están hechas de piedra caliza en su casi totalidad, excepto las decoraciones y el zócalo, que son de mármol, así como la embocadura de la puerta y el escudo de ésta. Es la porosidad de la piedra caliza lo que ha originado las “patologías detectadas” y que son: “arenización y desplacación superficial, ataques biológicos, decoloraciones, ausencia de volumen y de antiguas reintegraciones y fisuras”, relatan las mismas fuentes.

En el caso del zócalo, los daños más “evidentes” son roturas por “desplazamientos de sillares adyacentes y existencia de colonias de líquenes provocadas por la colocación de la instalación de la iluminación exterior”. Todas las actuaciones “van dirigidas a eliminar y corregir deficiencias” para “disipar cualquier riesgo para los peatones que transitan a diario por los alrededores”.

En otro orden, la Gerencia de Urbanismo aprobó también la adjudicación de un contrato relativo al “control arqueológico de movimiento de tierras, vigilancia de obras y análisis de estructuras emergentes”, con relación a los trabajos de conservación planeados por dicha entidad en la vivienda correspondiente al número uno del Patio de Banderas, según un acuerdo de dicho órgano recogido por Europa Press.    

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
“Será como abrir la puerta de un campo de concentración”
chevron_right
Julio Cuesta ejerce como pregonero de la Semana Santa en su recepción