HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 02:21 CET
Miercoles, 16/10/2019

Sevilla

Cajasol estrena nueva sala de exposiciones

"La mirada en la mujer", de Enrique Ochoa, es la muestra con la que la Fundación Cajasol ha inaugurado el nuevo centro

  • Inauguración de la nueva sala de exposiciones de la Fundación Cajasol.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha inaugurado este viernes una nueva sala de exposiciones en Sevilla con la muestra 'La mirada en la mujer', de Enrique Ochoa, junto al presidente de la Fundación Pintor Enrique Ochoa y comisario de la exposición, José F. Estévez.

Este nuevo espacio de exposiciones de la Fundación Cajasol en Sevilla cuenta con más de 200 metros cuadrados, que se suman al resto de instalaciones puestas al servicio de los clientes y ciudadanos de Sevilla y toda Andalucía. La exposición que ahora se inaugura cuenta con una selección de las 29 obras más representativas de los retratos y miradas de mujer de Ochoa y permanecerá abierta hasta el 7 de abril.

Pulido ha explicado que "para la Fundación Cajasol es un verdadero honor acoger esta muestra tan especial, no solo por la genialidad del artista, también porque, aunque pueda resultar llamativo, lo cierto es que ha transcurrido más de un siglo, 105 años, desde la primera y última exposición individual de Ochoa en la capital andaluza".

Por su parte, el presidente de la Fundación Enrique Ochoa, nieto del pintor, ha asegurado que "esta muestra es un magnífico reconocimiento a Ochoa". "Su obra, por fin, vuelve a Sevilla. Es la vuelta gloriosa a esta ciudad desde que el autor hiciera su primera exposición individual en la Casa Lonja en 1914. "Esta muestra nos va a permitir disfrutar de un pintor vanguardista, de un maestro que se anticipó a su tiempo y a las corrientes de la Vanguardia", ha subrayado.

Con esta exposición, Enrique Ochoa vuelve al Sur, después de más de cien años de su primera exposición en Sevilla, con los grandes retratos modernistas y simbolistas de la mujer, después de haber estado en Viena y Nueva York. Una muestra que plantea al visitante un recorrido por las distintas épocas del pintor, sus años 20 en París, sus años de aprendizaje en la Escuela de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría como pintor; y un recorrido por las distintas ciudades europeas en las que el pintor expone.

ENRIQUE OCHOA
Enrique Ochoa (El Puerto de Santa María 1891-Palma de Mallorca 1978) es uno de los grandes pintores e ilustradores del siglo XX. Andaluz universal, este pintor de dura infancia en Filipinas, se mudó a Sevilla al llegar a la mayoría de edad.


En Sevilla se ganó la vida en aquellos años jóvenes, pintando a los personajes de los típicos barrios sevillanos mientras se formaba en la Escuela Superior de Bellas Artes. Y también en Sevilla, expuso por primera vez su arte al público, con un óleo que llevaba por título 'Impresión', en una exposición colectiva en la Academia de Bellas Artes de Sevilla, en la Casa Lonja. Fue el 2 de abril de 1911. Poco tiempo más tarde, en 1914, volvería a exponer en el mismo lugar, ya como autor individual, dado el rápido crecimiento de su obra.

En la Basílica de la Macarena de Sevilla se conservan dos obras de Ochoa --'La Anunciación de la Virgen' y 'Nuestra Señora Venerada Virgen de Luján'--, que fue regalada por Eva Perón a la Hermandad de la Macarena.

Enrique Ochoa será siempre conocido, entre otros motivos, por su pasión por plasmar en su obra dos mundos: la música y la mujer. En cuanto a la música, se le conoce por "el pintor de la música" porque algunos de sus cuadros dan vida a algunas de las obras más importantes de la música universal en su 'Plástica musical'. No obstante, esta exposición está más enfocada a su segunda pasión. Enrique Ochoa también es "el pintor de la mujer", ya que dedicó buena parte de los años 20 y 30 a retratar mujeres.

Entre algunas ilustres, destacan Gala Dalí o Tórola Valencia. Por un óleo femenino 'La Maja', ganó el Gran Premio de la Bienal de Venecia en 1936. Este óleo se encuentra presente en la exposición.

El pintor mezcla con maestría el costumbrismo español con el modernismo aprendido en París. Contrastan así retratos como 'La Gitana', 'La dama del abanico', 'Carmen' o 'La Mantilla' con 'Dama Chic' o 'Cosmopolita'. Estilos distintos, pero siempre denotando una enorme expresividad. En definitiva, Enrique Ochoa supo plasmar a la mujer tanto desde la tradición andaluza como desde la modernidad rupturista y cosmopolita.

El pintor de las mujeres dibujó numerosas portadas para las revistas Blanco y Negro o Esfera. Lo hizo, durante años, mientras vivía en París, dibujando el glamour y la moda parisina, y enviándola por correo postal para que desde España se publicaran sus dibujos y pudiéramos intuir los movimientos sociales y culturales más vanguardistas. Asimismo, Enrique Ochoa dibujó numerosas ilustraciones para historias por entregas que publicaban las revistas.

Ochoa fue un vanguardista, no sólo en el arte sino en la vida misma, y fue en su obra un precursor de la importancia de la mujer en la sociedad. En tiempos en los que todavía el machismo era una realidad, el pintor dedicó buena parte de su obra a la mujer, lo que hace que su obra sea universal y esté de moda en cada momento, y especialmente en este momento histórico en el que hay una lucha social por la igualdad de género.

NUEVA SALA
Con esta muestra se abre al público esta nueva sala de exposiciones, en pleno centro de la capital, ubicada en un edificio de gran valor arquitectónico, como es la Sede de la Fundación Cajasol en Sevilla.

Dentro del plan de actuación que se está llevando a cabo para transformar el edificio, situado en la plaza de San Francisco, en un gran centro cultural al servicio de la ciudad, se inaugura esta nueva sala de exposiciones situada en la primera planta. Concretamente, se sitúa en un nivel inmediatamente superior a la Sala de Exposiciones Murillo, que se encuentra en funcionamiento desde el pasado año 2015.

A esta sala se unirán nuevas salas de exposiciones a las que se accederá desde el gran vestíbulo que ya se encuentra en fase de ejecución, situado en la calle Entrecárceles.

La sala se concibe como un espacio diáfano y flexible dotado de las más modernas instalaciones audiovisuales y tecnológicas, que permitan la celebración de exposiciones audiovisuales y tecnologías, que permitan la celebración de exposiciones de toda índole y tipología, adaptándose a las últimas tendencias artísticas del siglo XXI dentro de arte audiovisual. Cuenta con una superficie diáfana de más de 200 metros cuadrados y altura de 280 centímetros disponiendo una superficie vertical expositiva de más de 130 metros cuadrados en su perímetro.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Fijan para el 8 de marzo el desalojo de Puerto de Cuba
chevron_right
El Ayuntamiento garantiza carril bici en la Cruz Roja