Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla ante la denuncia del PP: "Es una espiral de mentiras"

El gobierno niega que en el osario del cementerio se estén arrojando cuerpos de personas fallecidas recientemente: "Los restos son de la época franquista"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de los restos. -

La delegada de Presidencia y Hacienda, Sonia Gaya, ha reiterado este martes, una vez que el PP ha formalizado ante la Fiscalía una denuncia, que los restos del osario general del cementerio de San Fernando que aparecen en los vídeos difundidos por el candidato a la Alcaldía, José Luis Sanz, "son de la época franquista", y, por tanto, "no son de personas recientemente fallecidas", tal y como ha asegurado el PP en su escrito. El Consistorio ha señalado que esta denuncia es "una espiral de mentiras y calumnias por su desesperada campaña electoral".

"La espiral de mentiras de este partido es ya desconcertante, además de una irresponsabilidad gravísima. Trasladarle a los familiares que días después del fallecimiento de sus seres queridos éstos van a una escombrera donde se hacinan, como recoge su escrito de denuncia presentado ante los medios, roza la indecencia política. Es una falsedad monumental no sólo contra el servicio público del cementerio, sino contra sus propios trabajadores, a los que está acusando de tirar en cualquier lado y de cualquier modo a las personas recientemente fallecidas", ha lamentado Gaya a través de un comunicado remitido por el Consistorio.

La delegada de Presidencia y Hacienda en el Ayuntamiento de Sevilla, Sonia Gaya, ha afeado este martes la "intencionalidad política" y la "falta de respeto" del candidato popular a la Alcaldía, José Luis Sanz, al difundir imágenes con restos óseos de un osario del cementerio municipal "mientras se realizaban incineraciones". En este sentido, ha asegurado que, además, "se ha saltado las ordenanzas municipales que exigen autorización para tomar fotografías con la finalidad de mantener la privacidad".

Gaya ha negado "con rotundidad" tal extremo y ha vuelto a hacer un llamamiento a la ciudadanía sobre el tratamiento que reciben las personas inhumadas en el Cementerio de San Fernando. "En primer lugar, el osario en cuestión hace ya décadas que no se utiliza y no es una escombrera. En segundo lugar, dentro del camposanto municipal se sigue el protocolo de enterramientos que establece la legislación vigente y con el respeto debido y, en ningún momento, se realiza la atrocidad reflejada en el escrito de denuncia de echar los cuerpos de personas fallecidas en fechas recientes --"días después de su fallecimiento", dice textualmente el escrito-- y con riesgos para la salud por los restos biológicos", ha abundado. "El PP y José Luis Sanz llevan varios días traspasando líneas rojas, y ésta es ya inadmisible".

"Eso se hacía en las fosas comunes de la época franquista, de las que existen siete catalogadas en el cementerio de San Fernando, dos de ellas justo donde está ese osario general, pero es una práctica extinta desde que hay democracia, y parece que ni José Luis San ni Juan de la Rosa --portavoz del grupo municipal del PP-- se han enterado aún", según ha aclarado la delegada. Sonia Gaya ha lamentado, asimismo, el hecho de que Juan de la Rosa "se haya plegado a la irresponsable y desesperada campaña electoral del candidato José Luis Sanz, al ser aquél, y no éste, quien se atreve a firmar una denuncia repleta de falsedades y calumnias".

"Esto una forma deleznable de hacer política. El osario lleva más de medio siglo o incluso más sellado y al menos una década con deficiencias debido a su antigüedad. Nadie se ha atrevido nunca a hacer lo que ha hecho el PP. No hay restos en ninguna escombrera. No hay un trato inadecuado a los restos de familiares o seres queridos de sevillanos. No hay descontrol en torno a las incineraciones o enterramientos del cementerio. Se está procediendo a exhumar las fosas comunes para dar un entierro digno a las personas represaliadas durante el franquismo y que son reclamadas por sus familiares al tiempo que se incineran progresivamente, porque son miles los cadáveres de otras personas no represaliadas, ni identificadas ni reclamadas por familiares que fueron arrojados a las fosas comunes", ha resumido la delegada.

"El PP más radical inicia una estrategia a la desesperada judicializando la vida política municipal, mintiendo descaradamente sobre el tratamiento que reciben las personas fallecidas en el cementerio municipal. Enseña fotos de una fosa común franquista de hace más de 70 años y de un osario de la época franquista que no se utiliza desde hace décadas. Y todo por una campaña electoral diseñada a la desesperada", ha reiterado.

En relación con el osario general en cuestión, construido en forma de galería con bloques de hormigón y una gran losa de hormigón que lo cubre, uno de sus extremos comenzó a desprenderse hace ya al menos una década, y desde entonces se ha ido cubriendo con una lona. "Se reforzará la protección de este osario a la espera de los estudios que nos garanticen que allí no hay restos de personas represaliadas dentro del trabajo que está realizando el Ayuntamiento para exhumar las fosas comunes del franquismo, porque es nuestro compromiso con los familiares y entidades memorialistas y porque así está recogido en la Ley de Memoria Democrática", ha remarcado.

Sonia Gaya ha señalado que, "para colmo", la denuncia del PP "se basa en un desconocimiento sobre la legislación de inhumaciones y exhumaciones y el procedimiento vigente cuando los restos no son identificados o no reclamados por sus familiares, que pasan a un osario general previo registro". "Es cuanto menos curioso que el PP local no se haya preocupado de la barbarie de los miles de cuerpos de personas represaliadas del franquismo que fueron arrojadas a las fosas comunes y sin identificar. Ni uno de sus concejales, ni mucho menos José Luis Sanz, han ido a Pico Reja para contemplar la barbarie de esta fosa común", ha concluido.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN