Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 28/01/2023  

Sevilla

El cantaor José Luis Pérez-Vera presenta su primer disco, ‘Tierra Prometida’

La joven promesa del flamenco muestra su trabajo en Sevilla: "Es una búsqueda constante y un encuentro diario con los oasis del alma que están por descubrir"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una de las imágenes que ilustran 'Tierra Prometida'. -

Controla a la perfección cada una de sus cuerdas vocales como si de las 88 teclas del piano se tratase. El cantaor José Luis Pérez-Vera (Sevilla, 1994) presentó el pasado sábado Tierra Prometida, su primer trabajo discográfico. El Teatro de los Remedios fue el lugar escogido para interpretarlo por primera vez ante el público. “La tierra prometida para mí es ese camino que uno va buscando en su vida y que va hacia la fuente de nuestra esencia. Es el ser feliz y saber lo que quiero en mi vida, que es poder dedicarme a la música”. Sus composiciones beben fundamentalmente de las raíces del flamenco, aunque también se adentra en otros géneros musicales. Y es que José Luis se ha convertido en un todoterreno musical: escribe, compone, baila, canta y toca.

La carrera musical en solitario de este joven afincado en Hinojos (Huelva) comienza a despegar con el lanzamiento de su primer disco, que llega después de haber trabajado con grandes del baile como Javier Barón o Eva Yerbabuena y de haber formado parte durante años del Ballet Flamenco de Andalucía, que le dio tablas y le permitió exportar el arte de la tierra a todo el mundo.

El amor por la música le viene en la sangre. Una saga de la que José Luis ha aprendido desde la cuna bajo las buganvillas del patio de su casa familiar en El Rocío, testigo de tantas y tantas tardes entre amigos. En la sangre es precisamente el tema del álbum que incluye estrofas de quien ha colaborado en numerosas ocasiones como guitarrista del grupo Siempre así, su padre Juan Rafael Pérez-Vera: “Así fue lo de nosotros, / un encuentro como otro, / dos miradas, / flechazo y amor de paso / … nada”. El dominio del arte de las sevillanas por parte de su familia no queda ahí. Su tío, Feliciano Pérez-Vera, lleva más de cuarenta años componiendo letras para históricos intérpretes como Marismeños, Amigos de Gines, Bordón 4, Isabel Pantoja, Lola Flores, Rocío Jurado o María del Monte.

Fue una de sus letras la que le dio el impulso definitivo para lanzarse profesionalmente al mundo de la música: Todo es mío, que se ha convertido en un verdadero himno para los rocieros y que estrenó en mayo de 2021 a modo de primer sencillo. Lo hizo poco después de que se anunciara que la Virgen del Rocío no saldría en romería por segundo año consecutivo debido a la pandemia, algo que movió sentimientos: “Porque tengo la fortuna / de llevar dentro El Rocío / los alegres tamboriles, / la arena de los carriles, / Todo es mío”.

La cantaora onubense Argentina, con una brillante trayectoria que ha traspasado fronteras, fue la invitada especial del concierto. “No termino de creerme que esté esta noche aquí acompañándonos”, comentaba humildemente Pérez-Vera sobre el escenario. Junto a ella canta en el disco Mañana tal vez.

El momento más emocionante de la noche se vivió cuando el joven recordó a dos de sus familiares más queridos: su tío Eduardo, que le descubrió “cada palmo” de Sevilla, ciudad donde creció y que considera suya; y muy especialmente a su abuela Lola, tristemente fallecida hace apenas tres meses y a quien dedica este primer disco. Las lágrimas y los nervios típicos del estreno, mostrando su lado más humano acompañado del apoyo emocional de los aplausos, no fueron ningún contratiempo para que el público disfrutara de Amapola, la bulería que su abuelo paterno le cantaba a su abuela para arreglar los problemas y hacer las paces. Consideraba a su abuela su mayor admiradora -no es para menos-, y dice que esperó con impaciencia el estreno hasta el último de sus días. “Bien sé que lo hubiera disfrutado más que nadie, aunque ahora lo haga desde donde nos contempla con amor. Valga como homenaje a esa persona que creyó en mí y amó todo lo que hice desde el día en que nací”, expresó Pérez-Vera.

Detrás de la dirección musical y los arreglos del disco encontramos a Jesús Cayuela, a excepción del Todo es mío, con la producción de Rafael Almarcha y John Richard. Algo más de cuarenta personas han trabajado en la grabación de este disco entre cantantes, músicos y técnicos. En el apartado de voces destacan las colaboraciones especiales de Argentina, Sandra Carrasco y Juan Rafael Pérez-Vera en tres de los temas del álbum, que ya está en el mercado y se encuentra disponible en las principales plataformas digitales.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN