Actualizado: 12:43 CET
Martes, 22/10/2019

Sanlúcar

Detenida una banda de aluniceros que actuaron en Chipiona

La banda se desplazaba desde una barriada de Sevilla en turismos que robaban en cuestión de segundos utilizando un clonador de señal de apertura

  • La operación ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido a un grupo de trece "aluniceros" que cometían hasta tres robos por semana en establecimientos con coches que hurtaban casi a diario, y actuaban en las provincias de Sevilla, Badajoz o Cádiz.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los detenidos, investigados por los delitos de robos con fuerza, hurto y uso de vehículos y pertenencia a un grupo criminal, han sido puestos a disposición del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Los agentes han recuperado diez coches que habían sido sustraídos en cuestión de segundos utilizando un clonador de señal de apertura, han esclarecido 25 delitos hasta el momento, cometidos en almacenes de paquetería, perfumerías o estancos, y no descartan que se esclarezcan más ni que se practiquen nuevas detenciones.


La denominada "operación Valdivias", se puso en marcha con la investigación de un robo en una tienda de móviles en Chipiona (Cádiz) que se produjo tras la ruptura violenta de los cristales del escaparate, de la que se sustrajo una gran cantidad de material y con la que se reveló la existencia de un grupo criminal afincado en la barriada de Los Pajaritos y Torreblanca (Cádiz).

La banda alquilaba vehículos a nombre de personas afines a los asaltantes con los que realizaban la vigilancia de sus objetivos, que una vez seleccionados, estrellaban uno de los coches robados marcha atrás contra el escaparate y en unos minutos abandonaban el lugar con su botín y dejaban el coche robado abandonado.

Los agentes descubrieron que la mercancía robada era luego vendida a un receptador que les pagaba en efectivo, pero que dado el ritmo de vida que llevaban este les duraba pocos días por lo que tenían que salir a conseguir más.

Este movimiento impuso a los investigadores a un alto ritmo de trabajo entre seguimientos, gestiones judiciales, labores policiales y miles de kilómetros de desplazamientos, según el comunicado.

Tras las primeras seis entradas y registros simultáneos, se capturó en un primer momento a ocho miembros del grupo y los otros cinco fueron detenidos unos días después. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Las reivindicaciones de los placeros centran el acto del 1 de mayo
chevron_right
Los juzgados de Sanlúcar, colapsados