Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

San Fernando

La lucha para evitar el derribo de unas pintorescas casetas de pescadores

Sigue la batalla para evitar el derribo previsto por parte de la Demarcación de Costas.

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Las casetas de la discordia.

Las pintorescas casetas de pescadores de la playa de la Casería de Ossio, en San Fernando (Cádiz), escenario de películas, video-clips y de innumerables fotos de turistas, piden que se reconozca su "interés público" para salvarse del derribo que se cierne sobre ellas.

Dentro de esta batalla por salvar estas coloridas casetas de madera, que ha sumado 40.500 firmas de apoyo en una campaña, el Ayuntamiento de San Fernando ha iniciado hoy el proceso para la declaración de interés público y legalización de estas 59 construcciones, entre ellas dos chiringuitos, ubicadas en este espacio de dominio público marítimo-terrestre desde hace las primeras décadas del siglo XX.

La batalla se inició una vez que la Demarcación de Costas notificó a los ocupantes el aviso para desalojaran esas casetas ubicadas en las marismas del Parque Natural de la Bahía de Cádiz y que ocupan sin permiso desde hace décadas.

Costas ha ofrecido a los ocupantes de estas casetas que las retranqueen 58 metros hacia en el interior, a una zona en la que ya podrían legalizarse y tener suministros, pero la idea no ha convencido por el temor de que este conglomerado de casetas que ocupan unos 200 metros de costa pierda su identidad y singularidad.

Para iniciar el proceso de declaración de interés público de este espacio, el Ayuntamiento ha enviado tanto a la Demarcación de Costas en Andalucía-Atlántico como al Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía unos informes en los que afirma que estas antiguas construcciones "tienen un indescriptible arraigo local" y "son muy anteriores a la entrada en vigor de la propia Ley de Costas".

Para ello aporta las ortofotos tomadas en los años 1956/57 desde el Vuelo General de España, el llamado "vuelo americano", en el que el Ejército del Aire de España y la Fuerza Aérea de EEUU realizaron los primeros vuelos completos con fotografía aérea para dibujar la cartografía topográfica en Andalucía.

El Ayuntamiento indica que este asentamiento "no es una ocupación irregular" ya que en aquella época se dieron frecuentes autorizaciones para que los pescadores instalaran casetas para guardar sus enseres.

En este espacio "mantienen una situación intacta desde hace décadas siendo heredadas de padres a hijos" de la misma forma que se hereda la profesión de pescador artesanal.

Por ello apunta el "indudable valor etnológico y altamente singular" de la pesca artesanal que se fomenta en este espacio.

También destaca "el enorme interés cinematográfico, audiovisual, turístico y promocional que tiene el enclave de la Casería", escenario de películas como "Entre dos aguas", de Isaki Lacuesta, "Camarón", de Jaime Chávarri o la alemana "The Diplomatic".

"La Casería también ha sido escenario de una quincena de videoclips" y es "un espacio fotografiado hasta la saciedad por turistas, artistas e 'influencers' venidos de todas las partes de España y de Europa, que han hecho de esta zona uno de sus escenarios preferidos, especialmente en canales como Instagram".

Estas casetas se han convertido "en un reclamo indirecto que atrae y genera turismo en la ciudad", explica el Ayuntamiento, que también subraya la defensa que se ha hecho de este espacio en campañas de recogidas de firmas.

La alcaldesa de la ciudad, Patricia Cavada, se ha mostrado convencida de que "es posible conjugar" la recuperación y conservación de esta costa con un elemento que lo hace "tan peculiar y atractivo".

"Este asentamiento tradicional no ha supuesto una grave regresión en la zona sino que, más bien al contrario, se trata de un enclave histórico que ha logrado sobrevivir a las mastodónticas transformaciones de la costa española" y que "lejos de entorpecer el disfrute público de esta zona costera, le aportan una singularidad reconocida a todos los niveles, y recogida en numerosos reportajes fotográficos, películas y documentales".

En tanto se tramita esta solicitud, los técnicos de la Demarcación de Costas analizan las alegaciones que les han remitido los propietarios de las casetas a las órdenes de desalojo.

El debate podría perder sentido en unos años, si se cumplen las previsiones de incremento de nivel del mar debido al cambio climático.

TE RECOMENDAMOS