HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:42 CET
Domingo, 05/04/2020

Ronda

Defensa sanciona al oficial a cargo de los legionarios en Barcelona

Defensa explica que el personal de la imagen pertenecía al Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión y volvía a su base de Ronda.

  • LEGIONARIOS

El Ministerio de Defensa impuso una sanción disciplinaria al oficial que dirigía un convoy de militares que fueron fotografiados en la terraza de un bar de Vilafranca del Penedès (Barcelona) tomando cervezas con sus armas en el suelo.

La imagen corresponde a una parada que hizo un convoy de 94 militares de la Legión y rápidamente se viralizó en las redes sociales el pasado mes de septiembre, suscitando numerosos comentarios y críticas.

En una respuesta parlamentaria al diputado de Eh Bildu Jon Iñarritu, recogida por Europa Press, Defensa explica que el personal de la imagen pertenecía al Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión y volvía a su base de Ronda (Málaga) en dos autobuses después de participar en un ejercicio en Francia.

En una parada en Vilafranca del Penedés, el oficial que estaba al mando del convoy dio la orden de que los 94 militares bajaran a tierra con las armas de portaban, ya que los autobuses tenían que repostar en un lugar distinto del de parada «y no era seguro» que el armamento permaneciera en los autobuses «sin la debida vigilancia».

Sin embargo, tras el revuelo, el Ministerio de Defensa adoptó «las medidas oportunas» conforme al Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas «y conforme a las responsabilidades correspondientes se ha corregido al oficial que estaba al mando del convoy».

El Departamento dirigido por Margarita Robles no da más detalles sobre la sanción impuesta al oficial. El régimen disciplinario divide las faltas en leves, graves o muy graves, con castigos desde la mera reprensión a los dos meses de arresto y resolución de compromiso.


Eso sí, el Ministerio aclara que los militares iban acompañados de armamento ligero –modelos fusil HK G-36 y pistola HK USP– «sin ningún tipo de munición».

Además, revela que los militares del convoy fueron sometidos a un control de alcoholemia a su llegada a Ronda (más de doce horas después de la parada en Vilafranca) y todos dieron negativo.

Durante el viaje los autobuses también realizaron breves descansos en Torreblanca (Castellón), Alcantarilla (Murcia) y la última en la carretera A-92 en las cercanías de Granada

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Doscientos jóvenes participan en la Gynkana de 'Harry Potter'
chevron_right
Inaugurado un mosaico que explica el nombre de la calle la Bola