Actualizado: 14:09 CET
Jueves, 04/06/2020

Mundo

Alemania recibe a enfermos franceses e italianos

Con aeronaves militares, en una serie de operaciones de carácter simbólico por el número de personas, pero con una carga política

  • Pasajeros en el MS Artania.

Alemania recibe este domingo a enfermos de coronavirus procedentes de las regiones de Francia e Italia más afectadas por la epidemia con aeronaves militares, en una serie de operaciones de carácter simbólico por el número de personas, pero con una carga política.

Un portavoz del Ministerio francés de Defensa explicó a Efe que un avión alemán de transporte militar A400M aterrizó en Estrasburgo (noreste de Francia) para trasladar desde allí a dos enfermos a la ciudad alemana de Ulm.

El A400M había llegado a Estrasburgo después de realizar otra evacuación de personas con el COVID-19 desde la ciudad italiana de Bérgamo a Colonia.

En paralelo, helicópteros militares franceses de tipo NH90 continúan este domingo transfiriendo a pacientes desde la región francesa del Gran Este, la que más presión tiene en sus hospitales por el flujo de personas infectadas.

Esos helicópteros llevaron este sábado desde allí a seis pacientes, dos a Alemania, dos a Suiza y dos a la ciudad francesa de Clermont Ferrand.

En un comunicado, el departamento francés de Defensa agradeció su receptividad a Alemania y a Suiza y les mostró su "más profundo reconocimiento". "Estas evacuaciones médicas encarnan la solidaridad europea cuando nuestros países se enfrentan a una gran crisis".

Francia ha puesto en marcha un importante dispositivo para transferir a pacientes de las zonas más saturadas dentro de su territorio con medios militares (en helicóptero, avión y barco), pero también en trenes.

Este domingo, dos trenes de alta velocidad partieron de las ciudades de Mulhouse y Nancy, en el Gran Este, con 36 de esos enfermos en dirección al suroeste.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Portugal roza los 6.000 contagiados y los fallecidos suben a 119
chevron_right
Wuhan intenta renacer entre fuertes medidas de control contra el virus