Actualizado: 16:16 CET
Viernes, 15/11/2019

Mundo

Syriza sufre un descalabro y Nueva Democracia sale como clara vencedor

El izquierdista Syriza sufrió un fuerte descalabro en las elecciones europeas, las primeras tras la salida del rescate

  • Tsipras.

El izquierdista Syriza sufrió un fuerte descalabro en las elecciones europeas, las primeras tras la salida del rescate, en las que la conservadora Nueva Democracia (ND) salió como clara vencedora, lo que le llevó a pedir la dimisión inmediata de Alexis Tsipras como primer ministro.

En una jornada en la que también se celebraban comicios locales y regionales, Syriza no logró dar un giro a las encuestas y acabó con el 24 % de los votos, 13 puntos por debajo de las generales de septiembre de 2015, y nueve por debajo de Nueva Democracia (33 %), un resultado que dificulta una remontada hasta octubre, cuando está prevista la celebración de las generales.

Ante semejante resultado, el líder de ND, Kyriakos Mitsotakis, reclamó la convocatoria inmediata de elecciones generales.


"Los resultados de las elecciones indican que las personas han retirado su confianza al gobierno. El tiempo hasta el fin formal de la legislatura parece pequeño, pero en este tiempo (Tsipras) puede dañar aún más al país. Grecia necesita un nuevo Gobierno. El primer ministro debe renunciar por el bien del país. Esta es la única solución clara.", dijo Mitsotakis.

Dos horas tras las declaraciones de Mitsotakis, Tsipras todavía no había comparecido ante sus seguidores y seguía recluido en la central del partido.

Los resultados demuestran que las medidas sociales anunciadas por el Gobierno hace pocas semanas -bajada del IVA y restauración de la decimotercera paga de los jubilados- no ha calado como hubiera querido Tsipras, quien convirtió estas elecciones en una moción de confianza sobre estos alivios fiscales.

En tercer lugar quedó la alianza socialdemócrata Kinal, surgida a partir de la fusión del histórico Pasok con otros partidos de centro, con el 7,2 %, seguida por el partido comunista KKE, con el 5,8 %.

Con un 4,8 % los neonazis de Amanecer Dorado pasaron del tercer al quinto lugar, muy por debajo del 9,4 % alcanzado en las elecciones europeas de 2014, pero también detrás del 6,2 % de las últimas generales.

La gran sorpresa del día la dio, con un 4 %, un partido de corte similar a Amanecer Dorado, llamado Solución Griega, surgido del rechazo a la solución del conflicto con Macedonia del Norte sobre el nombre de ese país.

Uno de los motivos de la caída de Syriza ha sido precisamente la amplia aversión de buena parte de la población y de la mayoría de los partidos -especialmente Nueva Democracia- al acuerdo con el país vecino fraguado por Tsipras.

También inesperado fue el éxito del partido izquierdista del exministro de Finanzas Yanis Varufakis, Mera25, la marca riega del movimiento europeo Diem25, que alcanzó el 3,09 %, justo por encima de la barrera mínima.

Desaparecen del mapa político formaciones que habían crecido durante la crisis, como el liberal To Potami (El Río) o los nacionalistas Griegos Independientes, exsocios del Gobierno de Tsipras.

La participación fue del 56,30 %, similar a la de las generales de septiembre de 2015 pero inferior al 59,9 % de las europeas de 2014.

Desencantados de las promesas incumplidas de Tsipras, los griegos parecen haber vuelto a las viejas recetas dando literalmente su voto a los clanes familiares.

Mitsotakis es hijo del que fuera primer ministro conservador, Konstantinos Mitsotakis, y el candidato con mayores posibilidades de ganar la alcaldía de Atenas en la segunda ronda, Kostas Bakoyannis, es sobrino de Kyriakos e hijo de Dora Bakoyanni, quien fue asimismo alcaldesa de Atenas, además de ministra de Exteriores.

En la región capitalina de Atica, el candidato de Nueva Democracia, Yorgos Patulis, también se impuso con claridad a la vigente presidenta, Rena Duru, quien en 2014 había conseguido convertirse en la primera mujer al frente de un Gobierno regional. Ambos deberán, no obstante, verse nuevamente las caras en la segunda vuelta.

Duru ha pagado la factura política de los mortíferos incendios ocurridos el año pasado en la costa de esa región, que dejaron casi un centenar de muertos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Los sondeos dan al partido de Orbán 14 de los 21 escaños de Hungría
chevron_right
Los socialistas ganan las europeas en Portugal con más del 30%