Actualizado: 12:12 CET
Martes, 22/09/2020

Málaga

El caos en los hospitales se lleva por delante a cuatro cargos médicos

Con la dimisión del jefe de las urgencias del Hospital Regional de Málaga se elevan a cuatro los directivos médicos y enfermeros que han renunciado

  • Fachada de las Urgencias
  • Protesta, este viernes, de Csif-Málaga en la puerta de las Urgencias

Los recortes en las contrataciones para las vacaciones de verano y los cierres de camas hospitalarias se han llevado por delante a cuatro cargos médicos de los dos hospitales principales de Málaga, el Regional y el Virgen de la Victoria. Son los motivos señalados por parte de  los sindicatos CCOO y Csif-Málaga, éste último tiene previsto mañana, viernes, una concentración a la entrada de las Urgencias del Carlos Haya para denunciar el colapso en este área hospitalaria ante la falta de sanitarios.

Tras la marcha de la subdirectora de Enfermería del Clínico, Concepción Cruzado, y de dos subdirectores médicos del Carlos Haya, hoy ha dimitido el jefe de Urgencias del Hospital Regional, Pedro Rodríguez.

La coordinadora de Atención Primaria de CCOO, Trinidad Salcedo, consideró “lógico” que a un profesional de la sanidad que le importa la “calidad asistencial”, esté “totalmente” en desacuerdo con la situación actual en los hospitales malagueños y “no quiera trabajar en estas lamentables condiciones”.

“La sanidad es muy delicada y están poniéndole tornillos, los contratos son muy escasos, las condiciones laborales son muy malas, lo que está provocando una desbandada de profesionales. Y debería ser todo lo contrario, un sistema que prime la buena organización y que haya un relevo de profesionales cuando llega el verano”, ha observado

Según Salcedo, “no quisiera estar en el pellejo de un cargo intermedio. Estos profesionales están estresados, desbordados y se encuentran entre la espada y la pared”. Para la representante sindical, en Málaga hay deficiencias estructurales de camas y profesionales todo el año, que se agudizan con los recortes en verano. “Aquí no es aconsejable ponerse enfermo, porque todo lo que está sucediendo es una barbaridad. Las cosas salen adelante gracias a la calidad de estos profesionales”, ha recalcado.

Por su parte, Antonio Osorio, responsable de Sanidad de CSIF, vinculó la renuncia de Rodríguez con “la dificultad de gestionar las urgencias”, tras precisar que en este servicio hay diez médicos menos de los que establece el propio SAS. Osorio aseguró que el sindicato ha mantenido una reunión con los médicos de Urgencias y “hay un malestar importante, porque tienen muy pocos recursos”.


Desde el SAS han confirmado que la renuncia de Rodríguez “no está vinculada” con las denuncias de colapso en la sanidad malagueña.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Siete detenidos de una violenta banda dedicada al tráfico de drogas
chevron_right
Continúa la búsqueda del anciano desaparecido el martes en Málaga