Actualizado: 14:08 CET
Martes, 17/09/2019

Málaga

El Teatro Echegaray se convierte en un laboratorio de producción local

El Teatro Echegaray se convierte en un laboratorio de producción y exhibición de espectáculos propios. El proyecto Factoría Echegaray ha puesto en común a políticos, gestores culturales y artistas, que esta mañana han arropado el comienzo de esta iniciativa que ayer se hizo realidad

Cargando el reproductor....

hasta el 31 de marzo permanecerá abierta la primera convocatoria destinada a incentivar y dinamizar la producción de espectáculos en Málaga y que nace fruto de la moción municipal de apoyo a las artes escénicas aprobada en noviembre de 2015.

Poner en valor el talento local y generar nuevos públicos. Los proyectos elegidos por un comité de selección se producirán y exhibirán en las tablas del Echegaray de septiembre a diciembre de este año y tendrán una dotación máxima de 25.000 euros cada uno, incluyéndose todos los gastos. Además, estos montajes contribuirán a incentivar el tejido escénico local malagueño mediante la realización de castings y se abrirá un directorio provincial donde podrán registrarse los profesionales del sector.

Factoría Echegaray nace con el objetivo de consolidarse como un centro de producción de espectáculos propios así como de programación y exhibición de otros ajenos. El espacio, ubicado en el Teatro Echegaray, posibilitará además la integración de las distintas ramas de las artes escénicas, será un punto de encuentro de creadores en el que primará la calidad técnica y artística y fomentará el intercambio de producciones con otros centros nacionales o extranjeros.

 En el largo plazo, Factoría Echegaray trabajará para cambiar las tendencias de producción y exhibición y así consolidar la estabilidad en la cartelera, y tratará el hecho teatral o coreográfico en su conjunto.

 Entre los fines de Factoría Echegaray están la creación de públicos y el fortalecimiento del tejido escénico. En primer lugar, han precisado, el proyecto parte de la convicción de que para generar riqueza cultural a largo plazo se ha de llegar a ciudadanos activos y culturalmente participativos en vez de apelar a espectadores pasivos.

 Al respecto, se fomentará la interacción en las redes sociales y el uso recursos audiovisuales --radio especializada, televisión y grabaciones especiales, entre otros-- así como la creación de plataformas de implicación ciudadana y público participante a través de clubes de espectadores, y sesiones guiadas al espacio escénico, entre otros.


 En segundo lugar, la producción de montajes en Factoría Echegaray y su posterior programación e intercambios con otros centros contribuirá a la cohesión del tejido profesional. Dramaturgos, directores, intérpretes, escenógrafos o coreógrafos coincidirán en el 'laboratorio' del espacio municipal, que organizará distintas iniciativas formativas, coproducciones y actividades especiales que conseguirán que Factoría Echegaray sea un centro vivo y en constante movimiento.

 Así, Factoría Echegaray trabajará en todas las fases del hecho escénico, y para ello contará con un equipo técnico adecuado y un equipo humano con dedicación exclusiva.

   Al tratarse de un centro vivo, deberá plantear un novedoso sistema o modelo de difusión que comprenda desde la cartelería hasta la relación con los medios de comunicación y la utilización de las redes sociales, prestando una atención especial a las grabaciones y emisiones audiovisuales, las posibilidades de la radio o la documentación.

   Además, será un centro abierto a la cooperación con diferentes instituciones relacionadas con las artes escénicas: universidad, centros públicos y privados de artes escénicas, conservatorios de danza y música, y escuela de circo, entre otros.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Málaga femenino logra un empate a domicilio
chevron_right
El museo de las gemas se negó a seguir pagando las 'campañas' del alcalde y del PP