Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 17/01/2022  

Málaga

El Amorebieta rompe la imbatibilidad en La Rosaleda

El Málaga cayó por primera vez en su estadio ante el Amorebieta por 1-2 gracias a un doblete de Guruceta en la primera parte

Publicidad Ai
  • El Amorebieta, que llegaba penúltimo y sin haber ganado fuera de casa, sorprendió con dos goles calcados.

La primera derrota del curso en casa, justo después de un 0-3 en Burgos, hunde la credibilidad de este equipo. Tenía que ser el Amorebieta, que no había ganado fuera de casa esta temporada. Sepan ustedes que eso es también malaguismo. Capaces de lo bueno y lo peor. Supongamos que esto es la Segunda, que esto, simplemente, es el Málaga. La inconsistencia.

Con el saque de honor de María Torres, la malagueña campeona del mundo de kárate, arrancaba el partido con la noticiable titularidad de Jairo Samperio, premiado con su gran actuación en Tafalla. No estuvo como se esperaba. Brian Cufré y Brandon Thomas monopolizaron el flanco izquierdo y Sekou quedó de referencia en una tarde donde tuv que trabajar mucho más que otras veces... y sin premio. Genaro y Escassi, ya un tópico de este Málaga, tuvieron de guardaespaldas a Lombán y Peybernes, señalados con lo que ocurrió en la primera parte.

Nueve minutos tardó Guruzeta en adelantar al Amorebieta en un balón a la espalda, donde despertó tarde un Peybernes que volvió a salir en la foto Primer revés dominguero. A los 17 minutos, Trujillo Suárez tuvo que acercarse a la pantalla del VAR para decidirse por un posible penalti por agarrón y zancadilla a Sekou que no pitó. Alerta, spoiler: acabó siendo fuera de juego.

El Málaga no supo encontrar por dónde abrir líneas ante un rival bien replegado, seguro de su rol, defensa férrea y juego directo. Pim, pam, pum, sin complicaciones. Les salió bien. En el 26', tuvo el segundo Obi, pero tranquilidad, que de ello se encargaría en el 39’ Guruceta. Otra vez en dos toques, porque para el Amorebieta atacar era como sumar dos más dos. Peybernes midió mal, la velocidad de Lombán no dio para llegar al corte y el delantero rival definió con una seguridad demoledora. Un desastre en 40 minutos donde el equipo rival metió dos goles en tres ocasiones.

El Amorebieta necesitó muy poquito para generar; con el deber de la remontada, el Málaga no encontró la manera. Así, llegaron los cambios. Kevin fue un chute de energía para los blanquiazules y mejoraron las intenciones con Antoñín, pero nada más allá.

Un gol anulado a Víctor Gómez dolió demasiado. El disparo lo dejó pasar por debajo de las piernas Peybernes, que estaba en posición adelantada. Interfiere y, por tanto, gol inválido. Debutó Dani Lorenzo en el medio campo. Minutos después, ocurrió la puntilla: para colmo, tarjeta roja a Genaro a 15 minutos del final, un hecho que fue el principio del fin.

Ya no quedaron trazas de equipo invencible, porque por La Rosaleda andaba un equipo ya derrotado e intentando marcar con el corazón, pero no con las botas. Acabó cayendo un gol en propia del Amorebieta en el 94, pero ya no quedó tiempo para la épica. Quedan Eibar y Leganés para cerrar el año liguero y ver si este equipo quiere de verdad opositar para cotas altas o conformarse con la montaña rusa.

TE RECOMENDAMOS