Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 19/01/2022  

Málaga

CSIF Málaga pide camillas regulables para prevenir lesiones de los trabajadores

El sindicato denuncia a la Administración sanitaria ante la Inspección de Trabajo por no facilitar las medidas y las herramientas necesarias para la prevención

Publicidad Ai Publicidad Ai

Pedro Campos, delegado PRL CSIF Hospital Regional.

Las camillas reclamadas.

Reclaman para mejor prevención de riesgos.

  • Las exigen para el Hospital Regional toda vez que estos equipos de trabajo son los que ya se utilizan en otros centros hospitalarios de la provincia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, primera fuerza sindical multiprofesional de la Mesa Sectorial del Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha denunciado ante la Inspección de Trabajo al Hospital Regional de Málaga por no facilitar las medidas y las herramientas de trabajo necesarias para prevenir los riesgos laborales entre la plantilla de urgencias.

Uno de cada tres accidentes laborales con baja en el Hospital Regional de junio a agosto se relacionan con sobreesfuerzos, y más de la mitad se dieron entre celadores y personal de enfermería

Esta denuncia a la autoridad laboral se produce tras las reiteradas comunicaciones de riesgo al respecto registradas desde hace más de un año por los delegados de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) del sindicato, a las que la dirección del centro ha hecho caso omiso.

En estos escritos, CSIF advertía de los riesgos detectados para la seguridad y salud de los trabajadores de la unidad de Urgencias derivados del uso de las camillas empleadas en la unidad para el traslado de pacientes. Estas camillas, debido a que no son regulables en altura, pueden ocasionar dolencias dorso-lumbares y trastornos músculo-esqueléticos en los profesionales que las utilizan. 

En este sentido, a juicio de CSIF, se incumple lo establecido en el Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorso lumbares, para los trabajadores, y lo establecido en su guía técnica.

Se ve especialmente afectado por esta circunstancia el colectivo de celadores, así como el personal de enfermería, tanto enfermeros como TCE (Técnicos en Cuidados de Enfermería).

La central sindical denuncia que uno de cada tres accidentes laborales con baja (el 29,7%) registrados en el Hospital Regional entre junio y agosto están relacionados con sobreesfuerzos, según datos facilitados a las organizaciones sindicales por la Comisión de Trabajo hospitalaria de este centro. Entre ellas, lesiones dorso-lumbares y los trastornos músculo-esqueléticos. Además, CSIF subraya que más de la mitad de estos accidentes laborales con baja (56,7%) se dieron entre celadores y personal de enfermería (enfermeros y TCE). 

El tipo de dolencias que han motivado la mayoría de los accidentes laborales con baja son compatibles con el uso de equipos de trabajo poco ergonómicos, como lo son las camillas no regulables en altura que se utilizan en la unidad de Urgencias. Además, las categorías profesionales que más se han visto afectadas por estos accidentes son las mismas que principalmente manipulan estos elementos o cuyas tareas, con una carga física asociada, se ven claramente influidas por ellos.

Equipos adecuados

Ante el elevado índice de accidentes laborales debidos a sobreesfuerzos, la mayoría entre celadores y personal de enfermería,y con el objetivo de garantizar la seguridad y salud de la plantilla, CSIF viene reclamando la adquisición de camillas regulables en altura, en lugar de las fijas actuales, para minimizar los riesgos de que se produzcan este tipo de lesiones y dotar de una mayor protección a los profesionales que las manipulan.

Estos equipos de trabajo son los que ya se utilizan en otros centros hospitalarios de la provincia, como en el Hospital Comarcal de Antequera, logrando evitar posturas forzadas en la atención al paciente.

Este tipo de camillas son esenciales para mejorar las posturas de acceso a la cama para la exploración, movilización, preparación y aseo del enfermo, que en la mayoría de ocasiones requiere ayuda de los profesionales, al tener mermadas sus capacidades.

CSIF señala que la dirección del Hospital Regional conoce sobradamente los riesgos para la salud asociados a la utilización de equipos de trabajo poco ergonómicos, como las camillas fijas para el traslado de pacientes. No obstante, pese a las diversas comunicaciones de riesgo registradas desde hace más de un año, no se han adoptado las medidas necesarias para que los equipos de trabajo a disposición de los trabajadores sean adecuados a las tareas que deban realizarse y adaptados para garantizar su seguridad y la salud. Tampoco se ha tenido en cuenta la consulta y participación de los trabajadores a la hora de adquirir los nuevos equipos.

Ante la falta de actuaciones por parte de los responsables del centro hospitalario, CSIF ha reclamado a la Inspección de Trabajo que adopte las medidas necesarias para garantizar que se cumplan las disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorso-lumbares, para los trabajadores, y lo establecido en su guía técnica.

TE RECOMENDAMOS