HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:29 CET
Miercoles, 16/10/2019

La tribuna de Viva Sevilla

Los trastornos demenciales

José León-Carrión, catedrático de Neuropsicología de la Universidad de Sevilla, aborda el tema de los trastornos cerebrales.

Demenciarse nos es fácil y depende mucho de nuestra carga genética y de nuestro estilo de vida.  La demencia es un estado clínico que se caracteriza por una pérdida significativa en distintas áreas cognitivas que no se debe a un nivel de arousal o de excitación cortical alterada. La demencia no necesariamente implica irreversibilidad, ni curso  progresivo, incluso ni causa específica, aunque excluye tener un delirio y la conciencia alterados.

Los procesos que cursan con deterioro neuronal cerebral son la enfermedad de Alzheimer, la demencia fronto-temporal / enfermedad de Pick, la demencia con cuerpos de Lewy, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington y la parálisis supranuclear  progresiva.  Sin embargo existen trastornos cerebrales que son adquiridos, como la demencia vascular, la esclerosis múltiple, las neoplasias intracraneales múltiples, los traumatismos craneoencefálicos, la hidrocefalia y la encefalopatía espongiforme transmisible.

Existen, además, otros trastornos neurológicos que pueden ser reversibles, tales como los trastornos metabólicos: fármacos, alcohol, deficiencia de B12, hipotiroidismo (TSH), Infecciones: SIDA, lues (sífilis terciaria), tuberculosis, criptococo, meningitis, encefalitis, y la depresión mayor (“pseudodemencia”). Las demencias suelen aparecer normalmente después de los 50 años. Las personas que las padecen suelen mostrar celotipias y  una pérdida progresiva de la memoria.

A veces se pierden en su propia casa, o en su calle y no saben volver, al igual que suelen esconder las cosas. Cuando esto ocurre, estamos ante signos de que el paciente puede estar comenzando a demenciarse,  especialmente cuando se desorientan en el tiempo y en el espacio; algunos pacientes incluso pueden llegar a tener alucinaciones auditivas. A veces las personas dementes  gritan de miedo durante horas y son difíciles de calmar, por lo que conviene que estén correctamente medicados y que les revise periódicamente el psiquiatra, ya que su capacidad para recordar puede estar gravemente perjudicada.  Cuando hablan suelen usar frases desconcertantes y expresiones parafrásticas,  tales como, por ejemplo, objeto punzante en lugar de tenedor, como si no supieran cual es el uso de algunos objetos.

Los pacientes dementes suelen sobrevivir, tras la primera aparición de síntomas, menos de 4 años. Y su vida familiar y el día a día, tanto de la persona afectada como de su entorno, se ven perjudicados por la aparición de la enfermedad y el efecto de los síntomas, hasta el punto de que ya nada vuelve a ser igual. Según las estadísticas, la enfermedad de Alzheimer  la padecen entre el 6% y el 10% de la población con más de 65 años, y posiblemente el 50% de las personas mayores de 85 años. Cuatro millones de americanos padecen del Alzheimer y habrá 14 millones de casos a mediados del siglo próximo.

La prevalecía del Alzheimer se duplicará cada 5 años. Aunque no está claro estadísticamente, parece que la enfermedad la  sufren más las  mujeres que los hombres, por lo que los antecedentes familiares son el 2º factor de riesgo después de la edad. No está demostrado que exista un solo modo de heredarla, los factores son heterogéneos, ya que las mutaciones y los polimorfismos de diferentes genes están involucrados además de factores no genéticos; la Enfermedad de Alzheimer puede ser de inicio temprano y de inicio tardío, el familiar de inicio temprano y mutación autosoma dominante afecta al cromosoma 21.  No está  muy claro si existen tratamientos farmacológicos  adecuados para el Alzheimer; se ha intentado con el Donapezil (aricept), la Galantamina (Exxelon) y la Rivagtigmina (Reminil. Algunos autores recomiendan tomar estrógeno, aunque no está clara su efectividad, la vitamina E (alpha-tocopherol) y también se está ensayando la selegilina (Eldepryl). Es un reto complicado, pero se seguirá avanzando para intentar ganar esta guerra que cada vez se está cobrando más víctimas.

COMENTARIOS

chevron_left
Un recuerdo imborrable
chevron_right
Las mascotas de mi infancia