HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:29 CET
Jueves, 19/07/2018

La tribuna de Viva Sevilla

José Clemente, el artista de la aviación

Artista pintor, escritor, aviador, historiador de la aviación española y muy especialmente de nuestro memorable aeródromo de Tablada.

José Clemente es el nombre y primer apellido o, si quieren ustedes, el “nom de plume” de José Clemente Esquerdo, un fino madrileño, sevillano de adopción, que desde hace muchos años vive en el barrio de Santa Cruz, dedicando sus horas a la contemplación, la creación y la defensa de una ciudad que, en muchas ocasiones, encuentra en los foráneos a sus mejores defensores.

Artista pintor, escritor, aviador, historiador de la aviación española y muy especialmente de nuestro memorable aeródromo de Tablada, ha dedicado también un interesante estudio a la innovación y desarrollo de la aeronáutica en Andalucía desde sus primeras etapas hasta la expansión de la aviación comercial y la evolución de la industria aeronáutica andaluza, con la particularidad de que todos estos libros van ilustrados por nítidos dibujos y acuarelas de su mano, que convierten sus textos en vívidas recreaciones de los momentos históricos comentados. Miembro fundador del Instituto de Historia y Cultura Aeronáuticas y de la revista Aeroplano, ha publicado artículos en diversas revistas;  conferenciante y organizador de ciclos de conferencias sobre la aviación española, asimismo ha sido comisario de exposiciones sobre el fascinante mundo de la aviación.


Sin embargo, su último libro no es un libro de historia sino un libro de relatos en los que se nos descubre no sólo su amor a la aviación sino también su arte de gran narrador:  El día que volé con Saint-Exupéry  y otros cuentos de aviación (Punto Rojo Libros, Sevilla)  dedicado “A todos los que vuelan, a todos los que hacen posible el vuelo” nos hace soñar con la experiencia y la emoción de volar  a todos nosotros para quienes el vuelo se reduce a la mínima reminiscencia de nuestro último viaje en avión. En la primera parte, el famoso piloto y escritor Saint-Exupéry como personaje de fondo es el pretexto del autor para hacernos volar con él en aquellos heroicos vuelos con escala en Villa Cisneros, Moscú, Orán, San Javier, concluyendo finalmente en una concisa descripción del Madrid de la posguerra.


En la segunda parte, escrita con la misma agilidad que la primera, la sensibilidad de José Clemente nos hace sentir y oler el aire y la pintura de los aeropuertos, el trasiego de los mecánicos, el perfume de las mujeres, el silencio del desierto, la idiosincrasia del pueblo andaluz, el paisaje de nuestra tierra andaluza visto desde el aire en toda su belleza:  Cuatro Vientos, El fotógrafo, Desierto, El miedo, Felinos, Looping,  son los seis títulos a través de los cuales navegamos con la imaginación realista del autor que sabe transmitir como nadie su experiencia aviadora en un libro que no se cae de las manos sino que, muy al contrario, nos gustaría seguir leyendo para compartir aunque sea en otra dimensión menos emocionante que la suya, la pasión de volar.

COMENTARIOS