El tiempo en: Andalucía
Miércoles 20/01/2021

Jerez

Una campaña de vacunación contra el Covid repleta de interrogantes

La central sindical CSIF ha remitido esta semana distintos escritos a la Junta reclamando información sobre los calendarios, puntos de vacunación y programación

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Preparación de las vacunas.
  • Los propios sanitarios que ya se han puesto la primera dosis reconocen que “no hay previsión ninguna”

Cuando se cumplen dos semanas del comienzo de la vacunación contra el coronavirus, el sector de Sanidad de CSIF ha solicitado esta semana a la Consejería de Salud y Familias información detallada sobre el proceso, que en esta primera fase se centra en los profesionales del sistema sanitario público andaluz y las residencias de ancianos, y ha reclamado que se refuerce la contratación de personal en todas las categorías involucradas para la administración de la vacuna a la población en general. Desde la central sindical entienden que sólo de esta manera “será posible llevar a cabo una inmunización de la población en un periodo de  tiempo razonable que permita doblegar al Sars Cov-2”, tal y como señala el responsable provincial de Sanidad de CSIF Cádiz, Alberto Puyana.

En el seno del sindicato no conciben que a estas alturas ni siquiera controlen un calendario por centros, puntos de vacunación, transporte de viales, conservación de los mismos, número de vacunas que se tiene programado que lleguen por centro, así como contratación de personal para la administración, registro y seguimiento de reacciones adversas, así como el número de  bajas o días de ausencia por estas causas. “Creemos que ni ellos lo tienen claro”, señalan fuentes del sindicato, que está a la espera de que la Administración sanitaria se pronuncie sobre los escritos que han dirigido los comités de seguridad y salud de las distintas áreas, distritos y hospitales de las ocho provincias de Andalucía. 

“Lo poco que sabemos es por los compañeros”, apuntan. En este sentido, en el caso del Hospital Universitario de Jerez, las vacunas se están poniendo en la carpa que el SAS terminó de montar a finales de noviembre anexa a Urgencias. Una estructura de la que dijeron por activa y por pasiva que no era un hospital de campaña, sino que se montaba de manera preventiva de cara a la activación del plan de la alta frecuentación de la gripe o para atender a pacientes Covid si fuera necesario. Ni una cosa ni otra; su destino, de momento, es la sede de la vacunación contra el Covid. “Como pretendan ingresar ahí a alguien no sé cómo lo harían porque hace un frío horrible”, señalan profesionales sanitarios en declaraciones a este medio que en la última semana han pasado por allí y entre los que hay división de opiniones a la hora de hablar del ritmo de vacunación debido al déficit de información oficial.

“Previsión no hay ninguna, a nosotros nos dijo nuestra jefa de servicio que le fuéramos diciendo quién se quería vacunar. Te apuntas (en su unidad, que es Urgencias, lo han hecho de forma voluntaria casi todo el mundo) y Medicina Preventiva te llama de un día para otro. Lo que sí es verdad es que están vacunando bastante rápido”. Una vez allí, el procedimiento es sencillo: “Te piden DNI, una chica te apunta, otra te prepara la vacuna y la otra vacuna. Lo que no sé es por qué no hay más gente vacunando, es un poco raro”, comenta este profesional sanitario.

En lo que sí coincide con otros compañeros es en lo medido y racionalizado que está todo debido a la falta de dosis. Mientras tanto, para el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, el ritmo de administración de las vacunas en Andalucía “es razonable” dado que, como asegura, el número de vacunas que llegan de Sanidad a Andalucía semanalmente son unas 69.000, por lo que ha pedido al Gobierno central que intente negociar con la UE el envío de más vacunas. “Parece ser que no traen las vacunas suficientes. Supongo que no tiene mucho sentido meter a más gente para poner más vacunas si no hay. Lo están haciendo muy escalonadamente. En Urgencias somos 200, yo creo que van bastante lentos”, indican profesionales del hospital.

21 días reservados para no pillar el virus

Otros sanitarios consultados afirman que después de que los dos primeros días (27 y 28 de diciembre) fueran “más protocolarios” y se limitaran a “seis vacunas al día” en unas jornadas con cierto “descontrol”, dado que a lo mejor se daba cita antes a una persona con un contrato de un mes sin priorizar a los que están indefinidos y en primera línea, a lo largo de la última semana “todo está más organizado, y en una mañana se han podido poner 100 vacunas fácilmente”, apunta.

Como a todos, una vez que reciben esta primera dosis, les dan cita en ese momento para 21 días después y se tiene en cuenta los profesionales que han pasado el Covid, ya que lo aconsejable es que se espere tres meses. Una recomendación que no está clara ni les consta que se esté cumpliendo. “Un compañero mío lo pasó hace pocas semanas y se ha vacunado, eso de los tres meses tampoco está demostrado ni se sabe con certeza”, precisan. Y es que más de uno también duda incluso de si es el mejor momento para vacunar.

“Estamos otra vez en el pico de incidencia más alto, los virólogos han dicho que lo mejor sería confinamiento y vacunar después, pero bueno, lo que sí se dice es que el 95% de los que nos vacunamos de la segunda dosis somos inmunes a la semana, pero tampoco lo tenemos claro”, señala. Sea como fuere, la mayoría trata de reservarse y extremar las precauciones esos 21 días para evitar pillar el virus en ese periodo. De contagiarse, esto supondría frenar el proceso de vacunación.

 

 

 

 

COMENTARIOS