Actualizado: 01:19 CET
Martes, 29/09/2020

Jerez

El verano negro de Jerez: tres crímenes en menos de dos meses

Con el homicidio de la calle Justicia son ya tres los sucesos mortales frente a un primer semestre en blanco y un 2019 con dos asesinatos

  • Fachada de la vivienda de la calle Justicia en la que se produjo el suceso.

La muerte a martillazos de Eugenia C, de 53 años y de nacionalidad rumana, a manos presuntamente de su pareja, de 55 años, y también natural de Rumanía, ha disparado las estadísticas de criminalidad en Jerez en lo que a homicidios y delitos dolosos y asesinatos se refiere. El crimen de la calle de la Justicia consumado el pasado jueves en una vivienda de esta vía del centro histórico de Jerez, que se investigará como un caso violencia de género, es el tercero que registra la ciudad en menos de dos meses este verano y está precedido de dos sucesos mortales en los que las víctimas perdieron la vida también de manera violenta y en plena calle: el de La Asunción, el pasado 17 de agosto, y el de Las Casitas Bajas, en el Polígono San Benito, que tuvo lugar en la madrugada del domingo 19 de julio. Los tres se han sucedido con menos de un mes de diferencia, como ocurrió con la fatal puñalada que recibió en el costado un hombre de 53 años, Antonio A. O, vecino de Jerez, en una pelea con el presunto homicida, A. L. H, de 42 años de edad.

El trágico episodio ocurrió a plena luz del día, pues no eran ni las seis de la tarde, y en una zona de tránsito de peatones, como es la del centro comercial de La Asunción. Las circunstancias en las que se produjo su muerte conmocionaron a este barrio jerezano, como también lo hicieron las del asesinato de  Regina V. V, una mujer de 39 años y vecina de Las Torres, cuyo cadáver -envuelto en una cortina- fue hallado el interior de un contenedor de basura de la calle Cepa, a escasos metros de la vivienda donde la víctima había pasado el día y parte de la noche. Fue un vecino el que alertó a la Policía tras ver al presunto homicida arrojando un bulto durante la madrugada.

Al margen de las investigaciones que tiene abiertas la Unidad de Delitos Especiales y Violentos (UDEV) de la Policía Nacional, los tres crímenes ocurridos en tan poco espacio de tiempo suponen un verano negro para Jerez que se aleja del comportamiento que estaba registrando la criminalidad en los últimos años. Basta con echar la vista atrás, pues frente a un primer semestre en el que Jerez no registró ningún homicidio entre enero y junio, el segundo del año ha llegado a su ecuador con tres trágicos episodios, una cifra que ya supera a todo el 2019, en el que hubo dos asesinatos, el de San Telmo en mayo, cuando una anciana de 77 años murió a manos de su sobrino, y el parricidio de la barriada de El Agrimensor en el mes de octubre, que también rompió todas las estadísticas frente a un 2018  libre de homicidios en la ciudad.

El presunto homicida de la calle Justicia ingresa en prisión

A la espera de que se instruyan los procedimientos penales de estas causas, cuyos investigados permanecen en prisión preventiva, el Juzgado de Instrucción número 4 de Jerez en funciones de guardia, ordenó ayer, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre detenido como presunto autor de la muerte de su pareja este jueves en Jerez. En principio, según fuentes del TSJA, el Juzgado atribuye un delito de asesinato al detenido, que durante su declaración en sede judicial ha reconocido los hechos. El Juzgado de guardia se inhibirá en favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jerez, que se encargará de la investigación de la causa.

Por su parte, el Ayuntamiento de Jerez, que el viernes guardó un minuto de silencio por este último caso de violencia machista, confirmó que la fallecida, que tenía problemas de movilidad, y ejercía la mendicidad en una silla de ruedas, constaba como usuaria de los Servicios Sociales municipales desde el año 2014. Además, en la actualidad se le estaba tramitando una pensión no contributiva por invalidez.


Mujeres vejadas: el cuerpo de una de las víctimas “fue considerado basura”

Con la muerte de Eugenia, son ya 65 las mujeres asesinadas por la violencia machista en lo que va de 2020 en España, tal y como denunció el pasado jueves el colectivo feminista Marea Violeta, que incide en la vejación que además ha caracterizado a los últimos sucesos con mujeres como víctimas. “Aún resuenan en nuestros oídos el caso del cuerpo de una mujer vejado al ser tirado a un contenedor, no sabemos el resultado de la investigación, pero es una realidad que su cuerpo fue considerado basura. También hace pocos días hemos conocido la denuncia de una chica joven que cuando se dirigía a su trabajo en el Hospital de Jerez, fue increpada, amenazada y agredida por un joven”, alertan.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El uruguayo Lucas Correa, nuevo jugador del Xerez CD
chevron_right
Las dos almas de Vox libran la batalla definitiva por el control en Cádiz