Actualizado: 23:00 CET
Martes, 22/10/2019

Jerez

Muere un trabajador al caer desde una cuarta planta

La víctima, que rondaba los 50 años, estaba realizando labores en la cristalera de un ático de la urbanización Alborán. La Policía ha abierto una investigación

  • Momento en el que se procedía al traslado del cadáver

Un hombre que rondaba los 50 años, identificado como J.J, falleció este jueves al mediodía tras precipitarse al vacío desde una cuarta planta de un residencial situado en la zona de Hipercor, cuando trabajaba en la cristalera de un ático, aunque no está claro si las estaba reparando o realizaba labores de limpieza. El suceso se produjo a las 12.15 horas en el edificio Alborán, en el Paseo de las Viñas, cuando el varón cayó a la zona interior de la urbanización presuntamente de manera accidental y falleciendo prácticamente en el acto. Hasta el lugar del siniestro se trasladaron efectivos sanitarios del 061, que no pudieron más que certificar su muerte, y de la Policía Nacional, que abrirá una investigación para esclarecer las causas del suceso.

En este sentido, las primeras hipótesis policiales apuntan a la posibilidad de que el fallecido se encontrara limpiando o reparando la cristalera del ático  en el momento en el que se produjo el siniestro, que a priori tiene todos los condicionantes para ser calificado como accidente laboral. Asimismo, algunos testigos presenciales apuntan a que la víctima, de la que se desconoce si estaba contratado por alguna empresa específica, trabajaba sin arnés de seguridad.

Una hora después del suceso, llegaba otro de los momentos más difíciles, cuando la propia esposa del fallecido se enteraba in situ de lo ocurrido por agentes de la Policía Nacional. Habían quedado en un bar cercano a estos pisos para irse juntos cuando él terminara su trabajo, y fue allí cuando su mujer oyó a varias personas comentando el suceso.

Los funcionarios del 091 a los que ella misma se dirigió  le confirmaban la peor de las noticias, cuando les explicó, preocupada, que estaba esperando a su marido y que no contestaba a sus llamadas. Desde ese momento, los policías la consolaron y la acompañaron intentando tranquilizarla, evitando que presenciara el momento de la llegada del coche de los servicios funerarios, que a las 14.50 horas trasladaba el cuerpo del fallecido, una vez que el juez procedió al levantamiento del cadáver. A lo largo de esas casi tres horas, los vecinos iban llegando a cuentagotas al bloque, y lo hacían alarmados por la presencia de la ambulancia y las fuerzas de seguridad y afectados por el triste desenlace.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta iniciará en un mes las obras en las viviendas de Los Pitufos
chevron_right
El Xerez DFC celebra el 30 la asamblea general de socios