El tiempo en: Andalucía
Viernes 04/12/2020

Jerez

Policía logra que un hombre que retenía a su pareja con un cuchillo deponga su actitud

El hombre se negaba a recibir asistencia médica atrincherándose en su domicilio armado con un cuchillo

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Efectivos de la Policía Nacional y de la Policía Local de Jerez  consiguen que deponga su actitud un hombre de 44 años que, tras ingerir "gran cantidad de fármacos y alcohol", se atrincheró en su vivienda armado con un cuchillo de cocina y reteniendo a su pareja.

   Según detalla el Cuerpo Nacional de Policía en una nota, los hechos tuvieron lugar el pasado domingo en la barriada de San Juan de Dios de Jerez, cuando recibieron el aviso de que un hombre se negaba a recibir asistencia médica atrincherándose en su domicilio armado con un cuchillo.

   A su llegada, los agentes comprobaron este extremo y también y que retenía a su pareja sentimental, a la que impedía que pudiera salir del piso. En un primer momento, el reseñado se negaba a permitir el acceso de los agentes al domicilio y a recibir asistencia médica.

   Relata que mientras varios policías intentaban controlar la gran cantidad de personas que se agolpaban en la zona fruto de la curiosidad por la situación, otros agentes consiguieron entablar conversación con el esta persona a través de la puerta y de una de las ventanas del domicilio.

   El hombre reconoció a los agentes que efectivamente había ingerido escasos minutos antes gran cantidad de medicamentos junto con una alta dosis de alcohol y amenazaba a los policías con que acometería contra ellos con el cuchillo si intentaban acceder a la casa.

   Los agentes lograron convencerle de que depusiera su actitud violenta y que accediera a recibir asistencia médica inmediata, ya que su vida podía correr "grave peligro". Así, escoltados por la Policía, los servicios sanitarios trasladaron a esta persona a un centro hospitalario, donde recibió asistencia médica y psiquiátrica bajo vigilancia policial.

   La Policía comprobó que la mujer que había sido retenida se encontraba asustada, pero en perfectas condiciones físicas, por lo que no precisó de asistencia médica. El varón no ha sido detenido debido por tener mermadas sus facultades mentales.

COMENTARIOS