Jerez

Puerta grande para la terna de artistas del rejoneo

Una entretenida corrida cierra el ciclo taurino de la Feria del Caballo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Los que no fueron se perdieron una buena tarde de toros a cargo de los rejoneadores Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Manuel Manzanares. Faltó público, que sólo acudió en escasa media entrada, y eso que estamos en la Feria del Caballo y la corrida de ayer tenía a este bello animal como eje central.

Los tres primeros toros se fueron al desolladero con las orejas puestas, por el fallo continuado con los aceros de la terna. Aún así cada uno de los rejoneadores dejó buenos momentos en sus respectivas actuaciones, destacando en banderillas Hermoso de Mendoza en su primero, clavando al quiebro. Diego Ventura tuvo igualmente una actuación muy completa, sobre todo en banderillas y con las cortas. Manzanares, con Farruquito, enceló muy bien al toro, luciéndose igualmente con Mazantini, entregándose en el último tercio de su faena.

Cambio el signo del festejo a partir de una brillante actuación de Hermoso de Mendoza, ante un toro que se emplazó en los medios pero que cuando se arrancaba lo hacía con transmisión. Ese problema de querencia lo solventó con Viriato y Pirata. Con este caballo, valiente, atacó con las cortas, colocando un par a dos manos sensacional, volcándose y dejando llegar. Rejón a la primera que supuso las dos orejas.

Pudo haber cortado el rabo Diego Ventura. Ante un buen toro llevó cosido a la cola, demostrando una vez más su excelente doma y clavando en todo lo alto. Metidos toro y caballo en las tablas colocó arriesgando con Milagro y fue un milagro que la preciosa yegua saliera indemne. Quebró al galope y con Morante dio espectáculo, sucediéndose los clásicos mordiscos en la testuz del toro. Remató la faena con rosas a lomos de Remate, con adornos haciendo el teléfono. Cortó dos orejas.

Se lució Manzanares, que como se dice en la escuela, va progresando adecuadamente y llega al público. En sus dos actuaciones montó caballos de la cuadra de Hermoso de Mendoza. La faena fue a más y tuvo mucho mérito, con mucho conocimiento de los terrenos. Sobresalió un par de banderillas cortas. Mató de un rejón y cortó las dos orejas.

Se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, correctos de presentación y de buen juego, destacando primero y quinto.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN