Actualizado: 01:20 CET
Jueves, 01/10/2020

Jaén

"Los sindicatos son también responsables de la situación de la ciudad"

Julio Millán: “Los sindicatos tendrían que hacerse ver cuánto de responsabilidad tienen en cómo está el Ayuntamiento y la ciudad. Ya está bien. Que se conozca".

  • Julio Millán, alcalde de Jaén

Paradojas de la historia, el mandato de Julio Millán con el PSOE en coalición con Ciudadanos, se recordará mucho más como el del fin de la concesión de los autobuses a la empresa Herederos de Castillo y como el del inicio del tranvía, que como los años de la pandemia del coronavirus. A Millán, que comienzan a aflorarle las canas, como a la mayoría de sus antecesores, le preocupa que todo salga bien con el plan de movilidad en la ciudad y una gestión pragmática que dé resultados a corto plazo, pero también como cimiento.

 

¿Cómo va el proceso de rescate del autobús urbano?

A nivel nacional todas las empresas se han interesado por la gestión de los autobuses en Jaén. Nuestra ciudad, siempre lo he dicho, es atractiva para los inversores.

¿Es importante que se hayan desestimado los recursos judiciales de la empresa concesionaria, Castillo?

Es muy importante. Hemos cambiado una dinámica a la que estábamos abocados, porque teníamos una experiencia anterior, como la del tranvía, muy negativa, y que ahora mismo hayamos conseguido que la hoja de ruta siga en marcha y no primen los intereses particulares sobre los generales es muy importante. Además refuerza la confianza de los profesionales del Ayuntamiento.


¿Ha habido contactos con Castillo?

Yo tuve una reunión al principio del mandato, pero ya está. El concejal Miguel Castro sí las ha tenido y a nivel técnico también se han producido.

¿Y presiones?

No.

¿Esperáis más pelea judicial al respecto?

Espero que no, ahora estamos inmersos en la liquidación del contrato y espero que no haya problemas. Nosotros vamos a ser todo lo conciliadores que podamos. No pretendemos dejarnos muertos ni queremos que se hable de revanchismo, es simplemente defensa del interés general. Nosotros no vamos contra nadie, ni contra una empresa de Jaén por muy mala imagen que tenga. Que vengan empresas, que se licite y luz y taquígrafos.

¿Cuál es esa hoja de ruta?

Ya se ha mandado para publicar el contrato puente hasta que esté la licitación (hoy ha aparecido en el BOP). Podríamos adjudicarlo sin más, pero hemos abierto un plazo para que las empresas interesadas puedan presentar sus propuestas. No quiero precipitarme, pero en otoño estará la adjudicación de ese contrato puente de dos años.

¿Estamos a las puertas de un nuevo modelo de ciudad en cuanto a transporte se refiere?

En ello están trabajando los técnicos con el plan de movilidad, que son quienes entienden. También abriremos ese modelo a la participación de colectivos, porque es importante lo que ellos tengan que decir.

¿Y los autobuses serán los mismos?

Todo depende de la liquidación del contrato. Hasta que no se liquide no sabremos qué es municipal y qué no, según qué está amortizado ya y cuánto no. En cualquier caso, la empresa que venga tiene que tener pulmón para ofrecer el servicio.

¿Los empleos se subrogan?

Por supuesto. Hombre, todos los que legítimamente se pueda.

¿Estará antes la licitación del tranvía?

Es de esperar, porque si son dos años hasta la licitación final del autobús, debe estar antes el tranvía tal y como se están desarrollando las cosas.

¿Podría darse la circunstancia de que fuera la misma empresa la concesionaria de ambos servicios?

Sería lo ideal. Pero no olvidemos que la ley de contratos no permite hacer ninguna discriminación positiva, pero insisto, que sería lo ideal, aunque seamos dos administraciones distintas las que licitamos.

¿Cuándo se llevará el convenio del tranvía al Pleno?

Sería importante hacerlo en una sesión extraordinaria en octubre. Ha habido que hacer un trabajo de arqueología documental. Ahora tenemos datos detrás que respaldan las decisiones. El modelo sigue siendo 75 por ciento de los gastos la Junta de Andalucía y el 25 por ciento el Ayuntamiento de Jaén. Se ha alcanzado un acuerdo sobre el pago de la deuda de seis millones de euros que tiene el Consistorio con la Junta por los vagones con diez años y dos de carencia.

¿Qué plazos se marca?

Una vez que esté aprobado el convenio en Pleno se ponen a disposición de la Junta los vagones y las instalaciones. Después tiene que hacerse la licitación, la reparación y toda la puesta en marcha con las pruebas, etc. Yo creo que en menos de un año no estará.

¿Cómo afecta que el Congreso haya tumbado la Ley de Remanentes de la que también se iba a beneficiar el Ayuntamiento?

En España hay 8.000 municipios de los que 240 no tienen remanentes de tesorería, pero la Ley nos iba a permitir beneficiarnos también. En este marco estaba previsto recibir un millón de euros por transporte público y los pagos que teníamos pendientes de 2020, 21 y 22 de las cuotas de intereses de los fondos de ordenación como los pagos fraccionados que hacemos de los atrasos de la Seguridad Social y Hacienda no hubiéramos tenido que pagarlos por el momento. En esos términos hubiéramos dejado de pagar diez millones de euros el año que viene y hubiéramos ganado en liquidez. Lo importante ahora es gestionar bien y poner freno a lo que estaba pasando.

¿Eso quiere decir que la relevancia inversora del Ayuntamiento en la ciudad va a seguir siendo cero?

Pero tenemos capacidad urbanística que va a generar inversión y tenemos patrimonio que hay que poner en carga.

¿Puede concretar?

Pues por ejemplo, tenemos el suelo de la Universidad. Ese suelo es una mina. Hay que desarrollar un sector de vivienda que nos generaría ingresos. Tenemos posibilidades con el aprovechamiento de los suelos como es el caso del antiguo colegio Santa Teresa para una residencia, con una inversión privada de ocho millones de euros; tenemos el aparcamiento de la Alameda, que ya tiene el acceso asegurado y que podría contar con un dotacional bajo rasante, posiblemente otra residencia; tenemos el Hotel Rey Fernando, cuya concesión vamos a sacar en breve tal y como está ahora mismo con la intención de ampliarlo más adelante; tenemos el parque de Valdeastillas; tenemos suelos deportivos que se pueden gestionar de otra manera; el solar de Los Uribe, con el que ya estamos trabajando con la Junta para la cesión del terreno; el Banco de España es otro ejemplo de patrimonio para poner en carga. Además de favorecer la inversión privada en suelos que no son municipales.

¿Cree que está partiendo de cero en muchos aspectos relacionados con la gestión?

Si fuese de cero estaría contento, pero en algunos casos es de menos cero. De todos modos yo sabía que este era un proceso lento y que la precipitación lleva a errores.

¿Las prioridades no son ni PGOU ni presupuestos?

Llevo muchos años en la gestión pública y no debemos ser muy dogmáticos en la gestión de los recursos y verlos simplemente como lo que son, instrumentos. En el caso del PGOU, da igual usar el de 2015 que el del 96. Es más, en muchos casos es mejor el de 1996 con sus modificaciones. Esto no quiere decir que no vayamos a trabajar de cara al futuro, pero ahora es necesario dedicar el esfuerzo a cosas que tengan un aprovechamiento cercano.

¿Qué puede decir de Onda Jaén?

Creo que parte de un error, de una mala gestión desde que nació, con todos los puestos sin concurrencia y a dedazo. Un error que se agrandó con la sucesión de la empresa y la liquidación de Somucisa y que el Ayuntamiento se hiciera cargo de toda la plantilla sin informes en algunos casos por parte del Ministerio. Después, todo lo que le hemos ofrecido de forma generosa desde el Ayuntamiento no ha sido aceptado por los trabajadores y los sindicatos. Lo que ha quedado claro es que no nos ha temblado el pulso igual que en otras decisiones y que la ciudadanía tiene que saber que aquí estamos para defender los intereses de la gente, aunque nos llevemos muchos malos ratos.

¿Pero ha habido plan B?

Ha habido plan B, C, D… Lo que hay que dejar claro es que este gobierno ha buscado siempre lo mejor para esta casa. Intentamos el ERTE para ahorrar coste al Ayuntamiento al principio, después el ERE por causas objetivas, y llegado este punto sin que haya habido lugar a la negociación, un ERE por causas organizativas y técnicas.

¿Cree que prosperará este ERE?

Yo sí, porque hay un trabajo técnico detrás responsable. Lo que hay que tener en cuenta es que lo que estamos haciendo no se hace por capricho.

¿Y los sindicatos?

En su papel no sé si ha primado el interés general. En muchos casos ha dejado mucho que desear. Es más, han atacado hasta en lo personal. Los sindicatos tendrían que hacerse ver cuánto de responsabilidad tienen en cómo está el Ayuntamiento y la ciudad. Ya está bien. Que se conozca también. Aquí algunos se ponen de perfil cuando hay tantas familias que han necesitado para comer durante esta pandemia, familias que están en desempleo en toda la ciudad… Y cuando hablamos de sindicatos, todo eso no debe ser ajeno a ellos. Porque la gestión que se haga aquí afecta a todas esas familias. Y nosotros no podemos tomar decisiones por unos pocos olvidándonos del resto. Cincuenta no pueden estar por encima de 100.000. Y los sindicatos en muchos casos han demostrado que sí.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El perro del hortelano
chevron_right
Madueño: "El plan de empleo para Jaén está en la hoja de ruta del Gobierno"