Actualizado: 01:22 CET
Miercoles, 13/11/2019

Jaén

Lección de humildad con ‘Divino Maestro’

La Hermandad misionera de Jesús Divino Maestro ha celebrado su procesión con el misterio completo, con Jesús Divino Maestro, San Pedro, San Juan y Santiago

Momentos del misterio de La Hermandad Misionera de Jesús Divino Maestro por San Ildefonso.

1

2

3

4

5

La Hermandad Misionera de Jesús Divino Maestro ha celebrado una procesión de penitencia con la que llevó la humildad a las calles de la capital, desde su salida desde el centro educativo, uno de los momentos más esperados y con mayor presencia de devotos; y en cada paso, inundados todos de ilusión y entrega.

Fue un Martes Santo caluroso para toda la comitiva, precedida por la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de la Expiración de Baeza, una de las novedades de este año, con la que la Hermandad abrió el cortejo procesional de un misterio que completó el conjunto escultórico del Lavatorio.

A Jesús Divino Maestro y San Pedro les acompañan ya los apóstoles Santiago y San Juan.

El misterio, aún en fase de carpintería, también estrenó la candelería. La cuadrilla de costaleros, formada por cuarenta hombres, caminó con los sones de la Agrupación Musical de Jesús de la Columna de Baeza, y bajo las órdenes de los capataces José Ramón Díaz y José Manuel Alonso, que recordaron en todo momento que la manifestación pública de fe la tarde-noche del Martes Santo tenía que ser “una lección de humildad al pueblo de Jaén”.

La organización de la Hermandad se mantuvo en todo momento, incluso el grupo de acólitos formado por los más pequeños del colegio ‘Divino Maestro’, acompañados por sus madres.

Esta procesión tiene garantizada su futuro, porque ellos, alrededor de un centenar de niños con capelinas, representan la generación futura del Lavatorio, que con el paso de los años serán nazarenos o costaleros. Detrás de la Cruz de Guía, iban anunciando la llegada de los hermanos de luz, que con sus túnicas azul noche y sus capas blancas, fueron dando forma al desfile.


La Hermandad realizó paradas dedicadas, entre otras, a la Hermandad de La Estrella, en el barrio de La Alcantarilla, pues están hermanadas desde febrero de este año; y también ante la Casa de Hermandad de la Vera-Cruz y en la Basílica Menor Parroquia de San Ildefonso.

Fue la primera Hermandad en llegar a Roldán y Marín, en pedir la venia a la Agrupación de Cofradías para seguir en procesión. Se la concedió la Hermandad de La Estrella, haciendo un guiño, nuevamente, al hermanamiento de las cofradías.

Fue entonces cuando el misterio buscó el recorrido de vuelta, llegando a calles como ‘Almenas’, una de las más esperadas por el recogimiento que ofreció a quienes esperaban con respeto y demostrando la devoción.

La junta de Gobierno de Eduardo de Miguel Párraga consiguió una procesión de penitencia solemne y con carisma en el Martes Santo de la Semana Santa de la capital, que llenó sus calles de jienenses que quisieron acompañarlos.

La Hermandad recibió el cariño de la ciudad y de su barrio, hasta la última 'levantá', agradeciendo el transcurso de más de seis horas de procesión.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Saetas y emoción para la Clemencia
chevron_right
Martes de silencio y a la luz de faroles